300 personas marcharon por las víctimas de Comodoro

"Justicia para todos" fue el lema de la marcha que se realizó ayer en el centro de Comodoro Rivadavia en adhesión a la convocatoria #ParaQueNoTePase que se realizó a nivel nacional. Estuvieron presentes familiares de Nelson Ñancufil, Sergio Faundez, Ezequiel Suárez, Nicolás Araneda, Néstor Vázquez, Angel Domínguez, Víctor Ruiz, Nicolás Cárdenas, Néstor Goroso, Juan José Márquez, Jorge Hernández y los hermanos Epulef.

“Fuerza familia, a no bajar los brazos. A luchar hasta lo último y hacer justicia por nuestros seres queridos", dijo ayer Diana Díaz al cierre de la marcha que se realizó por el centro de la ciudad. Ella es hermana de Lucas “el Chino” Díaz, el joven que fue asesinado el 26 de octubre de 2015 y por el que hoy se iniciará un juicio oral y público que tiene como único imputado a Sebastián Cárdenas.
En la antesala del comienzo del debate, ayer por la tarde sus familiares y amigos marcharon pidiendo "Justicia Para Todos", en el marco de la convocatoria #ParaQueNoTePase que se realizó a nivel nacional con la participación de familiares de otras víctimas, como Carolina Píparo y la hermana del fotógrafo José Luis Cabezas.
La familia Díaz encabezó la organización de la convocatoria que reunió a cerca de 300 personas, amigos y familiares de otros asesinados, fallecidos en circunstancias dudosas y desaparecidos en democracia.
Prácticamente no faltó nadie, ya que dijeron presente familiares de Nelson Ñancufil, el canillita Sergio Faundez, Nicolás Araneda, Néstor Vázquez, Angel Domínguez, Ezequiel Suárez, Víctor Ruiz, Nicolás Cárdenas, Néstor Goroso, Juan José Márquez, Jorge Hernández y los hermanos Epulef.
También se acercaron a la plaza de la escuela 83 familiares de Isabel Maldonado, una mujer que desapareció hace más de 10 años y de la que su familia nunca más supo nada; solo que se iba a encontrar con su pareja.
“La hemos buscado por todas partes, pero nunca más tuvimos noticias de ella”, dijo Susana, su hermana, quien se acercó a la plaza con su hija, su marido, sus hermanas y sobrinas.
“Nunca supimos nada, hoy seguimos con mucho dolor, y todos los hermanos seguimos buscándola”, agregó, la mujer emocionada por la gran cantidad de gente que reunió la convocatoria.

UN SOLO MENSAJE
Alrededor de las 18 comenzó a llegar la gente a plaza de la escuela 83. Minutos después eran más de 200. Así, cuando el reloj marcó las 18:30 comenzaron a marchar por la avenida San Martín. Bajo el grito de justicia y con el sonido de redoblantes y bocinas, la columna marchó a paso lento por la avenida, interrumpiendo el tránsito y con total tranquilidad.
Con sus carteles levantados, cada uno recordó a los suyos ante la mirada atónita de quienes a esa hora aprovechaban el feriado para pasear, o aguardaban la llegada de una unidad del transporte urbano de pasajeros.
Al frente, los familiares de Díaz encabezaban la multitud que retornó por avenida Rivadavia luego de llegar a la calle Güemes. Fue allí, frente a la Unidad Regional, donde a través de un grito unísono volvieron a pedir justicia.
La marcha se extendió por 40 minutos, retornando a la plaza nuevamente, donde siguieron manifestándose por unos minutos. En plena avenida, Diana Díaz agradeció la presencia de todos. Los invitó a no bajar los brazos y volvió a pedir mayor solidaridad de una ciudad que parece indiferente ante la muerte que desde hace una década al menos ha aumentado su cantidad en casos de violencia.
Luego cada uno volvería a su casa, no sin antes mirar al cielo bajo una lluvia de aplausos y un único reclamo: justicia para todos y cada uno de los asesinados y desaparecidos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico