A cinco días del crimen de Matías Suárez no se sabe dónde se oculta el presunto homicida

El presunto asesino de su primo continúa eludiendo a la justicia, a pesar de que pesa sobre él captura nacional e internacional. Si bien los familiares de Joaquín Suárez intentaron convencerlo para que se entregue por propia voluntad, todavía no ha ocurrido. Se cree que permanece escondido en Comodoro Rivadavia.
Los días pasan y el paradero de Joaquín Suárez (24), señalado por testigos como el autor del tiro en el rostro que terminó con la vida de su primo Matías Ezequiel Suárez (26), sigue siendo una incógnita para los investigadores policiales. Durante la misma jornada del miércoles en que se registró el homicidio en la calle Pasteur del barrio San Cayetano, la fiscal de turno requirió la captura internacional del sospechoso.
Joaquín Suárez es nacido en Chile y posee la doble nacional ya que vive desde niño en Comodoro Rivadavia. Una presunción es que pudiera escapar hacia ese país, por lo que se alertaron a las fuerzas de seguridad de las provincias vecinas y también los pasos fronterizos.
No obstante, se presume que el joven aún se encuentra en esta ciudad y recibiría el apoyo de personas que lo mantienen en la clandestinidad. Su madre, quien fue testigo del crimen, aseguró a los investigadores que iba a hacer todo lo posible para que su hijo se presente ante la justicia.
Hasta ahora no existen novedades de su paradero y continúan las diligencias para encontrarlo y detenerlo luego de los allanamientos efectuados en los últimos días. Fuentes oficiales ligadas a la causa señalaron que realizan vigilancias y cruce de información.
Joaquín Suárez creció junto a su primo y solían verlos juntos durante todo el día. En el último año la amistad se quebró y ambos protagonizaron distintos incidentes en los que existieron amenazas y denuncias de por medio, según la investigación policial.
El miércoles, alrededor de las 17, el presunto homicida llegó hasta su casa a bordo de un Peugeot 206 junto a su madre.
En ese momento Matías Suárez salía de su casa, ubicada enfrente y lo hacía acompañado de un amigo. Según testigos, Joaquín Suárez le dijo unas palabras y luego lo apuntó con un arma a la cabeza. El tiro le traspasó el rostro y luego huyó. La víctima fue trasladada en un vehículo particular por sus familiares y una hora después falleció en la guardia del Hospital Regional.
Personal de la Brigada de Investigaciones allanó al día siguiente el departamento de la hermana del prófugo, en Rada Tilly. El sospechoso no fue encontrado en el lugar, pero se secuestró el Peugeot 206 de su madre que utilizó para huir. El mismo estaba estacionado a unos 100 metros y en el interior no se encontraron elementos de valor.
La causa se encuentra a cargo de la fiscal general Camila Banfi, y la justicia dictó la captura internacional de Joaquín Suárez, quien ya estuvo imputado en un homicidio ocurrido en 2013, donde salió absuelto de culpa y cargo.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico