A contrarreloj, Chubut lucha por conservar el "Barril Criollo"

En diciembre termina el acuerdo para vender el petróleo en Argentina más caro que el precio internacional. Esperan un encuentro, aunque informal, con dos directivos de YPF para conversar de ese tema y de sus inversiones.

La inminente eliminación del "Barril Criollo" será un tema a debatir con autoridades de YPF hoy, luego de la inauguración del Gimnasio 4 en zona norte. La operadora, controlada por el Estado nacional, ajusta sus inversiones y equipos de torre a valores internacionales del petróleo, tal como lo tiene decidido el gobierno nacional.
El Ministerio de Energía de la Nación, a cargo de Juan José Aranguren, tenía como una de las primeras medidas la eliminación de los subsidios a la industria, pero prefirió evitar el conflicto en la cuenca del Golfo San Jorge. El barril desacoplado de las referencias internacionales, como el WTI y el Brent, será realidad. Pero en Chubut resisten.
"Todo indicaría, por las reuniones que hemos mantenido en el directorio, que el subsidio no va a existir más. Cualquier presupuesto que hagan las operadoras van a ser con un barril entre 50 o 55 dólares", confirmó, como se venía escuchando en las últimas semanas, el director por Chubut en YPF, el ex intendente Néstor Di Pierro.
Hoy llegan a Comodoro los vicepresidentes de Upstream, Santiago Martínez Tanoira, y el de Comunicación y Relaciones Institucionales, Sebastián Mocorrea. Di Pierro manifestó que será ineludible una reunión con el gobernador Mario Das Neves y el intendente Linares. Expectantes también están los petroleros, en especial los de Jorge Avila.
Con esta operadora, los sindicatos vienen reclamando que cumpla con una serie de equipos de torre e inversiones en los yacimientos de Chubut. A las críticas se sumaron Das Neves y Linares, por lo que la relación entre la dirigencia política de esta provincia e YPF no está en su mejor momento.
El contexto incluye la negociación del bono navideño petrolero ($15 mil pidieron los sindicatos) y las permanentes negociaciones en las mesas nombradas de "productividad": hablan sindicatos y cámaras empresariales de cambiar sistemas de trabajo en el campo para abaratar costos y hacer más eficiente la producción.

EMPLEOS EN PELIGRO
La previa ayer la tuvieron Linares y el senador nacional Juan Mario Pais, en el despacho municipal. El jefe comunal estaba preocupado por la caída del "Barril Criollo", y así se lo hizo saber al representante en la Cámara alta por el Frente para la Victoria. Afirma que tambalean 2.000 puestos de trabajo de cara al 2017.
"Este tema nos preocupa a ambos, sobre todo porque la idea de llevar el barril a precio internacional nos puede traer gravísimos inconvenientes a la ciudad y a la región. Por esa razón, nos reunimos para analizar y revisar los contratos petroleros y notamos incumplimientos muy significativos en algunos", aseguró.
"Si las operadoras no aceptan a los gremios en las reuniones, no aceptan al municipio. Porque todo lo que venimos trabajando es junto a los gremios y la provincia", cuestionó Linares. Y otro tema que tenemos que evaluar -al terminarse el Barril Criollo- es lo que refiere a los ingresos por regalías, y en eso vamos a ser inflexibles", concluyó.
El "Barril Criollo" ubica al petróleo tipo Escalante, del subsuelo de Chubut, en u$s54,90 por barril. El Medanito cotizaba a u$s67, pero en los últimos tres meses ha habido comercializaciones a menor precio en acuerdos entre operadoras y refinerías por el recurso que sale de Neuquén. Si el Medanito cedía, al Escalante sólo le quedaba aguantar.
El precio diferencial es clave para las empresas que exportan. Como no toda la producción nacional puede ser procesada en el país, una buena parte sale a precios de mercado internacional. Al acoplar los internos con los externos, Chubut queda librada a la cotización de la bolsa de Nueva York a precios que las empresas consideran poco rentables.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico