A diferentes ritmos

Los últimos dos anuncios de inversión en Neuquén vinieron de dos grandes del mercado. Dow apostará U$S2.000 millones en cuatro años en su área El Orejano, para llegar a la roca Vaca Muerta y hacer desarrollos en gas.

Otra que llevó buenas noticias a Neuquén fue YPF con U$S452 millones para desarrollar pilotos de explotación no convencional.
La desventaja de la Cuenca San Jorge es la cuota exportable: el 30% de la producción tiene que exportarse por la falta de capacidad de refino del país y con los precios internacionales las operadoras dicen que van a pérdida. Por eso reclamaron un subsidio a la exportación que obtuvieron por 10 dólares para cada barril que salga al exterior, previa fiscalización del Estado.
La perforación es un indicador del ritmo disparejo que tienen las dos cuencas. En los primeros siete meses de 2016, en la Cuenca Neuquina se realizaron 318 pozos y en la Cuenca del Golfo San Jorge 214. La perforación en la tierra del crudo Medanito supera a la del Escalante. Fueron 546 los pozos realizados en la Cuenca Neuquina en 2015, en tanto la Cuenca del Golfo San Jorge con 594.
"Quiero que YPF invierta en Chubut como hace en Neuquén". La frase vino de Jorge Avila, el secretario general del Sindicato de Petroleros de Chubut, en el acto del 17 de Octubre. La pelea con la empresa viene incluso con Miguel Galuccio por las diferencias patronal-sindicato y ahora se incrementan con el gobierno de Macri.
Además de las críticas a las inversiones direccionadas a Neuquén, Avila tiene su pelea con Guillermo Pereyra. El sindicalista neuquino aceptó el procedimiento de crisis y ahora hablan de una revisión del convenio colectivo. Los sindicalistas de Chubut, Santa Cruz y Cuyo rechazaron cualquiera de esas opciones porque las entienden como orientadas a la flexibilización laboral. Y así lo plasmaron en un documento que firmaron e incluyó a la Federación al mando de Alberto Roberti.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico