A dos años de su muerte, la familia continúa con el pedido de justicia

El miércoles 18 de mayo se cumplieron dos años del trágico accidente que terminó con la vida de Ángel Dominguez. Su familia afirma que el autor principal –Juvenal Velásquez-continúa manejando aunque lo tiene prohibido y continúa el reclamo de justicia.

El 18 de mayo del 2014, Ángel Domínguez perdió la vida luego de que una camioneta lo atropellara en la calle San Martín y 9 de julio durante la madrugada. El momento quedó registrado en las cámaras de seguridad y se constató que Juvenal Velázquez, jefe de operaciones de la Secretaría de Seguridad conducía la Volkswagen Amarok, acompañado por Luis Cortez y un tercer empleado.

El miércoles 18 de mayo se cumplieron dos años del fatal accidente, y su familia manifestó la continuidad del reclamo de justicia.

Noelia Dominguez, hija de Ángel, denunció a El Patagónico que Velásquez continúa trabajando de manera normal "Él destruyó a una familia. Ellos matan a una persona, le dejan la vida arruinada y siguen con su vida normal. Queremos justicia porque si hay pruebas que vaya preso, supuestamente todavía están investigando. Nosotros diríamos que pruebas hay, hay fotos y está la gente que declaró que él manejaba", dijo.

Asimismo explicó que a Velásquez no lo volvieron a ver, pero si constataron que continua trabajando en el mismo área donde se desempeñaba cuando ocurrió aquel fatal episodio. "Supuestamente tiene una condena del año pasado en la que se le dio 3 años de prisión en suspenso y 6 de inhabilitación para conducir; y ninguna de las dos se está cumpliendo. Para mi tiene que pagar. Hay pruebas de que sigue manejando", lamentó.

Noelia dejó en claro que la familia lo único que busca incansablemente es que se haga justicia y que el culpable vaya a una cárcel: "Nos destruyó la familia y además hizo abandono de persona".

LA INVESTIGACION

Por su parte, Sergio Romero, abogado de la familia de Dominguez dijo-también a este medio- que se inició una nueva etapa en el caso con el quebrantamiento de pena "es una causa aparte que se lleva a investigación, si se tiene los elementos y se ponen a disposición del fiscal de turno, allí se genera el quebrantamiento de pena, que quiere decir que no se cumplió con la condena impuesta", explicó.

La condena de Velásquez, además de los 3 años de prisión en suspenso lleva también la accesoria de la inhabilitación de 6 años para conducir, la cual fue incumplida, según una denuncia que se realizó en enero al secretario de la Secretaría de Seguridad y también a Velásquez. A partir de allí nació la investigación de la Fiscalía.

"Velásquez manejar como poder no podía, sin embargo sucede, por eso el 14 de enero hice la denuncia. Se denunció penalmente por cohecho al secretario de Seguridad y también a Velásquez porque el relato de los hechos dicen que Velásquez continuaba con su tarea, por ende continuaba manejando. Las pruebas de la Fiscalía apuntan a comprobar que efectivamente manejaba y generar el quebrantamiento de pena", puntualizó Romero.

angel.jpg


EL HECHO

La muerte de Ángel Dominguez se produjo el 18 de mayo del 2014, cuando fue atropellado por una camioneta de la Secretaría de Seguridad del municipio. Según la parte acusadora, el episodio se registró a las 5:34 de ese domingo sobre las calles San Martin y 9 de Julio. De acuerdo a la reconstrucción, el rodado se detuvo ante la pelea callejera que protagonizaban la víctima y su ex yerno, Juan Carlos Espinoza.

Al encontrarse Dominguez tendido sobre la calle, Velásquez movió el rodado no prestando la debida atención, avanzó y atropelló a la víctima provocándole una gran presión sobre sus costillas. La maniobra fue observada por Cortez, quien efectuó desesperadas señas a su compañero para que retrocediera el vehículo.

El hombre falleció como consecuencia de un paro cardiorrespiratorio traumático producto de las graves lesiones sufridas al ser atropellado, aunque en un principio ese día trascendió que la causa de su muerte había sido una patada en el cráneo de su contrincante.

Más tarde sería la viuda de Dominguez quien denunciaría públicamente el ocultamiento al advertir en su cuerpo -mientras lo vestía para el velorio- que tenía marcadas huellas de neumáticos, lo cual no había sido advertido por el forense.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico