A dos ingenieros chinos que hacían trekking los asaltaron en el Newbery

Lou Rui y Lui Chao, ingenieros civiles que prestan servicios para una compañía petrolera, descendieron caminando el domingo desde el Parque Eólico por uno de los pasillos del barrio Jorge Newbery y un joven con torso desnudo que bebía alcohol les cobró "peaje". Les robó la mochila con tres teléfonos celulares de distintas marcas y un iPhone.

A dos ingenieros civiles chinos que trabajan para Pan American Energy (PAE) les cobraron "peaje" en uno de los pasillos del barrio Jorge Newbery y les llevaron la mochila con tres teléfonos celulares y un iPhone. El robo ocurrió el domingo entre las 15 y las 15:10.
Lou Rui y Liu Chao, decidieron hacer trekking hacia el parque eólico Antonio Morán. El objetivo de uno de los jóvenes recibido en la Universidad de Wuhan era observar el funcionamiento de los molinos eólicos en uno de los parques más australes del mundo. Cuando bajaron de la zona del cerro, lo hicieron por uno de los pasillos que sale al final de la calle Patagonia, en la zona alta del barrio Jorge Newbery.
En una de las esquinas había tres personas tomando bebidas alcohólicas en una tarde por demás calurosa. Uno de los hombres del grupo cuando vio bajar a los ciudadanos chinos se paró y salió a su cruce.
El delincuente les dijo: "ustedes no son de acá, van a tener que pagar peaje". El ladrón con el torso desnudo les pidió la mochila y comenzó a revisar qué tenían. De esa manera, los ingenieros que residen hace un año en Comodoro Rivadavia fueron despojados de todos sus artefactos electrónicos personales.
El lunes los damnificados llegaron a la Comisaría Segunda a realizar la denuncia en compañía de un traductor y de esa manera se activó la investigación por parte de la comisaría y de la Brigada de Investigaciones.
Los ladrones les llevaron tres teléfonos celulares, uno de ellos de la empresa, y un iPhone, además de la mochila, unos auriculares y 400 pesos argentinos.
Los efectivos policiales al mando del comisario Ariel González, se ubicaron geográficamente en el lugar del robo con las descripciones que aportaron las víctimas. Y con la ayuda de los investigadores pidieron un allanamiento en la vivienda del principal sospechoso del robo, un joven de 16 años cuyas iniciales son A.W.A.
Los allanamientos fueron autorizados por la Justicia el martes a la tarde, pero en el lugar no se halló ninguno de los artefactos de los ciudadanos chinos. La policía tenía la esperanza de poder encontrar aunque sea la mochila.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico