A dos meses de amenazar y golpear a su expareja, le formalizaron la causa

Walter Hammond ayer fue imputado de los delitos de amenazas agravadas, lesiones leves, daño y desobediencia contra su expareja.

Entre el 25 y 29 de mayo desobedeció la prohibición de acercamiento, ingresó a la casa de su ex y la golpeó. También la amenazó a través del teléfono celular. La Fiscalía no pidió la prisión.
El nuevo caso de violencia de género registrado hace dos meses en la ciudad de los lagos recién se formalizó ayer en la Oficina Judicial. Los delitos se cometieron en distintos días y la víctima temió por su vida debido a que reside con dos hijos menores de edad.
La audiencia de apertura y formalización de la investigación estuvo presidida por el juez penal Daniel Pérez. El acusado, recibió el asesoramiento del abogado público, Gustavo Oyarzún.
En el comienzo la fiscal Laura Castagno detalló que el primer ataque se produjo el 25 de mayo en el domicilio de la víctima, ubicado sobre la calle 28 de Julio. Según la investigación, el imputado incumplió una orden de prohibición de contacto dispuesta por el Juzgado de Familia.
El hombre utilizó una herramienta para romper la puerta e ingresó por la fuerza al departamento. Una vez en el interior tomó un cuchillo y amenazó a la expareja exigiéndole que le explicara los motivos de la reciente separación. Luego se abalanzó sobre la mujer y la golpeó en distintas partes del cuerpo provocándole lesiones leves.
Cuatro días después, el 29 de mayo, la víctima recibió en su teléfono celular al menos cinco mensajes de texto. Todos eran de carácter amenazante y le provocaron temor tanto a la víctima directa, como a sus hijos.
En ese caso Hammond también volvió a incumplir la orden de prohibición de contacto y acercamiento dispuesta por la justicia penal.
En ese marco, la fiscal solicitó al juez que se investigue al imputado por los delitos de daño, violación de domicilio, lesiones leves y amenazas agravadas por el uso de arma. Mientras, el segundo ilícito fue calificado como amenazas simples, en concurso real con desobediencia.
Castagno requirió un plazo de seis meses para concluir la investigación y que se mantenga la orden judicial de prohibición de acercamiento y contacto del imputado hacia la víctima.
También requirió la autorización de extracción sanguínea para cotejar muestras de ADN y el traslado de Hammond a las oficinas del Área de Criminalística a los fines de aplicar el protocolo único de identificación de personas. Asimismo, peticionó que remitan de manera urgente las actas y audios de la audiencia de apertura al juez de Familia.
Por su parte, el defensor del hombre no formuló objeciones a la pieza de apertura presentada por la Fiscalía. Por ello, el magistrado resolvió formalizar la investigación preparatoria de juicio en orden a las calificaciones legales propuestas por el Ministerio Público Fiscal.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico