A Horacio Atay le aguarda una pena perpetua por el crimen de su ex pareja

La muerte de Daniela Vanesa Farías agravó la situación procesal de su ex pareja, Horacio Fabián Atay, a quien le espera una condena de prisión perpetua por el crimen. El hombre todavía permanece prófugo y cuando sea detenido se le imputará el delito de homicidio agravado por el vínculo en concurso real con femicidio, anticiparon fuentes judiciales.

La prisión perpetua es la única pena que le espera a Horacio Fabián Atay (43), en caso de ser hallado penalmente responsable por el crimen de la madre de sus tres hijos, Daniela Vanesa Farías (38). El individuo seguía prófugo al cierre de esta edición, aunque una vez que se concrete su detención será imputado como autor del delito de homicidio agravado por el vínculo en concurso real con femicidio.
El delito está encuadrado en el artículo 80 del Código Penal. Allí se ubica el homicidio agravado por el vínculo y con la reforma que habilitó la Ley 26.791 se incorporó la violencia de género. Además, se excluye a los condenados por este delito de acceder al beneficio que se trascribe al final del mencionado artículo y que se refiere a las circunstancias extraordinarias de atenuación, lo cual implica ubicar la pena entre los 8 y los 25 años.
En un caso reciente, también encuadrado en homicidio agravado por el vínculo, el joven Jorge Daniel Cid fue beneficiado por el último párrafo del artículo 80 y en virtud de las circunstancias extraordinarias que advirtieron los jueces del tribunal, se atenuó su pena y se le impuso un monto de 9 años por el crimen de su padre, Jorge Armando Cid.
En el caso del femicidio, el beneficio antes señalado queda vedado y la única pena que se puede discutir es la prisión perpetua.
Por lo pronto sigue vigente la orden de detención y captura de Atay en el lugar en el que fuere hallado. Ello, luego de que resultara negativo el allanamiento realizado en su domicilio durante el jueves.
La orden fue firmada por la juez penal Mariel Suárez, a pedido del Ministerio Público Fiscal, cuando todavía la víctima se encontraba con vida. No obstante el atacante demostró desde el vamos que no tiene intenciones de someterse a proceso y tras la brutal agresión en la calle, a las 23:30 del miércoles, se escapó en una Renault Sandero Stepway (dominio JRG 408) que tampoco fue hallada hasta ahora.
Es de público conocimiento que la mujer asesinada por su ex pareja había dejado asentado mediante denuncias en sede policial sobre la violencia de género a la cual era sometida y el denunciado llegó a tener prohibición de acercamiento, medida que no se encontraba vigente.
Hay que recordar que la mujer fue agredida el miércoles a la noche con un cúter. Sufrió al menos diez profundos cortes que interesaron órganos vitales y la condujeron a la muerte.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico