A Ives Rodríguez ahora le dieron dos años de prisión por tenencia de drogas

Ives Miguel Rodríguez, quien cumple ocho años por el homicidio de Carlos Torres, ocurrido el 21 de setiembre de 2014 en Kilómetro 5, fue condenado ahora por el Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia a dos años de prisión por tenencia simple de estupefacientes. El caso por el que se lo juzgó fue a raíz de un allanamiento realizado el 7 de diciembre de 2012 en su casa cuando la Policía buscaba indicios de un asalto a una panadería de Km 8 y encontró medio kilo de cocaína y dos revólveres en la habitación de Rodríguez.

Ives Miguel Rodríguez, un joven que adquirió notoriedad el año pasado por publicar fotos en Facebook desde la celda de la Alcaidía en la que algunos le respondían "pronta libertad", tras recibir una pena de ocho años de prisión por el homicidio de Carlos Torres -ocurrido el 21 de setiembre del 2014-, ahora fue condenado por una causa de drogas.
El Tribunal Oral Federal en lo Criminal de Comodoro Rivadavia, presidido por Nora Cabrera de Monella e integrado por los jueces Enrique Guanziroli y Pedro José de Diego, condenó a Rodríguez a dos años de prisión y una multa de 225 pesos por una causa iniciada el 7 de diciembre del 2012 en el marco de un delito de jurisdicción provincial.
Ese día, la Brigada de Investigaciones ingresó a su domicilio de Margarita Abad 336, en busca de indicios de un asalto perpetrado en la panadería "La Princesa", ocurrido el 29 de noviembre del 2012 en horas de la tarde. A esa panadería habían ingresado dos sujetos, uno con un arma de fuego, en tanto un tercero se había quedado de "campana". La banda se llevó la plata de la caja -unos tres mil pesos-, celulares y escapó a bordo de una Renault Kangoo de color bordó.
Los investigadores determinaron, en base a las cámaras de seguridad y a un testimonio, que uno de los sospechosos residía en Margarita de Abad 336 en el barrio ferroviario.
La juez penal Mariel Suárez ordenó entonces el allanamiento y cuando los policías ingresaron se encontraron con Ives que les refirió que había dos armas de fuego y droga en su habitación. De ese modo, personal de la División Drogas Peligrosas y Leyes Especiales secuestró envoltorios y tizas de cocaína que pesaban 510 gramos, además de dos revólveres, calibres 32 y 22; un rayador; 2.100 pesos, teléfonos celulares y una planta de marihuana.
Rodríguez y César González (que también vivía allí) fueron procesados en primera instancia como autores del delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, agravado por el lugar de comisión. La Cámara Federal de Apelaciones confirmó la sentencia y el juez federal subrogante, Miguel Donnet, elevó el expediente a juicio que finalmente se llevó a cabo a mediado del mes pasado.

DROGA Y ARMAS
EN LA HABITACION
González diría luego que lo que se encontró ese día no era de él y que estaba allí porque tiempo antes se le había incendiado la casa. Que a Ives lo conoció en un curso que hizo en Prefectura y que compartía la habitación con él. Rodríguez, por su parte, declaró que la droga era de González, admitiendo que las armas y la plata sí eran suyas.
La Policía analizó mensajes de texto que decían "flaquito da pa hacer centoya d rama" o "q ase lukita te kedo ramón", pero los mismos no fueron suficientes para determinar algún indicio de comercialización de estupefacientes.
La defensa pidió la nulidad del allanamiento de la juez provincial, y finalmente ante el análisis de todas las pruebas resolvió absolver a González y condenar a Rodríguez por tenencia de estupefacientes a dos años de prisión efectiva, aunque el juez Pedro de Diego consideraba oportuno dictar tres años de prisión. También Rodríguez fue multado en 225 pesos y las costas del juicio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico