A los 45 años, el Juan XXIII empieza a reconstruir su historia

Les pidieron a los vecinos que acerquen material informativo y fotográfico con la mirada puesta en un libro. Además, desde la vecinal reclamaron el regreso de las cuadrículas y rechazaron los tarifazos.

La asociación vecinal del barrio Juan XXIII cumplió 45 años y en ese marco los vecinos fueron invitados a acercar material que permita reconstruir la historia del sector. La idea es llevar todo a un libro, al mismo tiempo que la comisión directiva del barrio pide concluir una serie de obras.
La Plaza 1 de Mayo fue construyéndose en tres etapas, la primera ya concluida en tanto que la segunda está en marcha. Ahora es el turno de las cámaras de seguridad, los bancos y las veredas. Una tercera etapa incluye espacios deportivos como canchas de papi y vóley.
"Los miembros de la comisión venimos hace mucho trabajando. Yo estoy hace 20 años y esta es mi tercera vez como presidente. La gente de la comisión es siempre el mismo grupo; solamente que vamos cambiando los roles. Por eso ahora estamos viendo los frutos", dijo Francisco Gutiérrez, referente barrial.
En los festejos realizados ayer, los vecinos fueron invitados a acercar información y fotografías a la vecinal para reconstruir la historia del barrio. La idea es tener un libro, teniendo en cuenta que en un lustro llegarán al medio siglo de existencia. Otro proyecto identitario es la propia bandera.
El objetivo ahora es el polideportivo. "Por eso lo invitamos al intendente Carlos Linares y acá se lo vamos a recordar".
El aludido llegó a compartir té con los vecinos e integrantes de la comisión directiva, donde ratificó los fondos para la plaza y prometió las gestiones para el gimnasio con fondos del programa de Responsabilidad Social Empresaria.

SEGURIDAD Y TARIFAZO
Gutiérrez dijo que un tema que preocupa es la seguridad y por eso considera que deben volver las cuadrículas, aquel sistema de recorrida policial con patrulleros. "El vecino se encontraba seguro, ahora no se ve un solo patrullero", lamentó el dirigente vecinal a este medio.
"En la Seccional Quinta tenemos ocho agentes por turno. Entonces, tres están en la comisaría y cinco salen a hacer recorridas. Pero, ¿qué recorrido pueden hacer si son casi cinco barrios los que le tocan?", dijo. "Está faltando gente en las comisarías; por eso hacemos hincapié en que vuelvan las cuadriculas".
En otro tramo del diálogo con El Patagónico, Gutiérrez dijo que el Juan XXIII se opone al incremento de tarifas, tanto en la electricidad como en el gas. Por eso pidió apoyo político para avanzar con el recurso de amparo, en el caso de la luz con CAMMESA que es la distribuidora.
"Sabemos que el vecino se siente incómodo con los aumentos. No estamos de acuerdo con la tarifa plana porque te beneficia en invierno y te perjudica en verano", señaló. "Hay que ponerse firmes con CAMMESA para que pare el aumento. Ellos son los distribuidores de la energía; por eso tenemos que pedir de una vez por todas 'basta de aumentos'.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico