A los tiros robaron un televisor y la policía detuvo a los sospechosos

Daniel Oscar Recarey y Jonathan Liempis fueron detenidos ayer a la madrugada por la Brigada de Investigaciones como presuntos autores de un violento asalto en el barrio Abel Amaya, ocurrido el lunes a la mañana. En ese incidente dos individuos ingresaron por una ventana a una vivienda y al ser descubiertos por el damnificado le dispararon dos veces sin llegar a herirlo. Luego se alzaron con un televisor.

El lunes a las 8:30 dos delincuentes ingresaron a una vivienda del Código 473 al 800 de la extensión del barrio Abel Amaya cuando el propietario dormía. Los ladrones rompieron el vidrio de una ventana e ingresaron. Al escuchar ruidos, el damnificado se levantó y sorprendió a uno de los delincuentes pasándole por la ventana un televisor de 49 pulgadas a su cómplice.
Desde afuera, el que se disponía a recibir el televisor le disparó dos veces a la víctima sin llegar a herirlo. Luego, los delincuentes escaparon con el TV en un vehículo gris. La denuncia fue radicada en la Seccional Quinta y la Policía Científica levantó indicios en el lugar del robo.
El testimonio de la víctima fue fundamental para que los integrantes de la Brigada de Investigaciones, a cargo de Juan Carrasco y Pablo Lobos, dieran con los presuntos autores.
En el caso trabajaron los fiscales Héctor Iturrioz y Natalia Gómez quienes junto a los investigadores lograron reunir un cúmulo de indicios contra los dos sospechosos, identificados como Jonathan Liempis (20) y Daniel Oscar Recarey (28).
Entre las pruebas que reunió la Fiscalía se supo que la víctima identificó a Liempis, porque es conocido en el barrio. Y también un testimonio dio cuenta de que el vehículo de Recarey utilizado para escapar, ya que cuenta con algunas particularidades como los vidrios polarizados menos en la luneta y carece de capot.
Esos indicios permitieron a que la juez de turno, Gladys Olavarría, autorizara a que la Brigada de Investigaciones y la Seccional Quinta realizaran allanamientos nocturnos.
De ese modo, se llevaron a cabo allanamientos, uno en la calle Código 857 al 2.000 del barrio Abel Amaya, donde reside Liempis y otro en el Código 860 donde reside Recarey. El operativo comenzó a la 1:30 de ayer y se extendió hasta las 4, con el secuestro también del automóvil que habría sido utilizado en el robo.
Los investigadores no pudieron dar ni con el arma de fuego, municiones, ni tampoco con el televisor robado.

REGISTRAN CONDENAS
Liempis protagonizó en agosto de 2014 un robo que se dio a conocer en las páginas de policiales cuando fue sorprendido por los vecinos del Abel Amaya robando una hormigonera.
Quiso robar armado con un cuchillo, pero un integrante de la familia damnificada le pegó con una pala y lo mandó al hospital. Luego cumpliendo una condena, en marzo del año pasado, fue sorprendido por personal policial de la Seccional Quinta con pastillas y un envoltorio con 20 gramos de marihuana que escondía entre sus glúteos pegados con una cinta.
En tanto, Recarey condenado a 7 años y 6 meses por robo agravado, fue uno de los primeros 17 liberados de la alcaidía policial a mediados de 2014 ante la superpoblación carcelaria. En esa oportunidad se benefició con la libertad anticipada a personas que estaban a punto de acceder a la libertad condicional o asistida.
Ayer en la audiencia de control de detención y formalización de la investigación en la que participaron el fiscal Adrián Cabral, el defensor Ariel Quiroga, la juez Olavarría decretó legal la detención de ambos imputados e hizo lugar al pedido de prisión preventiva para los dos con el objetivo de que continúe la investigación sin peligros procesales de fuga y entorpecimiento.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico