A modo de reparación, ofreció 300 pesos para que no avance una causa por tentativa de robo

Rodolfo Cides prometió ayer que indemnizará a la víctima de una tentativa de robo con el pago de 300 pesos, en base al acuerdo reparatorio que ofreció su defensa durante el control de detención al que fue sometido. El sujeto había sido declarado en rebeldía y la policía lo detuvo durante la tarde del martes. La juez autorizó la reparación y aseguró que homologará el acuerdo una vez que se haga efectivo el pago.

La audiencia fue presidida por la juez penal Raquel Tassello, mientras que el Ministerio Público Fiscal fue representado por la funcionaria Verona Dagotto y el imputado fue asistido por la defensora pública, Lucía Pettinari.
La rebeldía y captura que se le dictó oportunamente a Rodolfo Cides fue por no haber concurrido a la audiencia para la cual había sido citado por un oficial de justicia. En tanto que el martes un efectivo de la Brigada de Investigaciones lo detuvo en virtud del pedido de rebeldía y captura que pesaba en su contra.
La funcionaria solicitó que se deje sin efecto la rebeldía y se continúe con el proceso penal en el estado en que quedó, mientras que la defensora agregó que se ordene su inmediata libertad.
A todo esto se hizo saber en la audiencia que el consorte de Cides fue beneficiado con una reparación debido a que el delito fue cometido sin grave violencia física. Fue un robo en grado de tentativa, con una pena mínima de 15 días y su pupilo no tiene antecedentes penales computables. Por ello, se ofreció una reparación económica de 300 pesos al damnificado.
Por su parte la funcionaria de Fiscalía prestó conformidad a lo solicitado reconociendo que se dan para el caso los presupuestos para el instituto de reparación. No obtente, con respecto al coimputado que identificó con el apellido Ciares, requirió se le revoque el sobreseimiento porque no abonó la reparación económica que ofreció.
Finalmente la juez penal resolvió declarar legal la detención de Cides y dejó sin efecto la rebeldía y captura que pesaba sobre su persona.
El acuerdo fue homologando porque se entendió que el monto del dinero ofrecido fue razonable de acuerdo al daño producido. En tanto se dejó suspendido el proceso hasta que se haga efectivo el pago.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico