A partir de "diferencias" Macri le pidió la renuncia a Prat-Gay y dividió esa cartera

Después que ayer el Gobierno nacional oficializara la salida del ministro de Hacienda y Finanzas Públicas, Alfonso Prat-Gay, y anunciara la división de la cartera, se confirmó la asunción del economista Nicolás Dujovne, en Hacienda y de Luis Caputo en Finanzas.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, anunció ayer que por "diferencias en el diseño del funcionamiento del equipo", el presidente Mauricio Macri le pidió la renuncia al ministro de Hacienda y Finanzas Públicas, Alfonso Prat-Gay, y decidió que esa cartera se dividirá en dos: al frente de Hacienda estará el economista Nicolás Dujovne, y de Finanzas el actual secretario del área, Luis Caputo.
La decisión de Macri no fue consecuencia de "diferencias sobre la política económica", sino que "se trató, en todo caso, de una discusión del diseño organizacional del Gobierno y respecto al proceso de toma de decisiones", dijo Peña en una conferencia de prensa que ofreció en la Casa Rosada y durante la cual destacó los logros de la gestión de Prat-Gay al frente del Ministerio.
"Quería comunicar a la población que el presidente Macri ha dispuesto un cambio en el equipo de gobierno. En función de los desafíos que tenemos para el año próximo se ha definido dividir el Ministerio de Finanzas en dos ministerios. El de Hacienda quedará a cargo de Nicolás Dujovne y el Ministerio de Finanzas a cargo de Luis Caputo", dijo Peña.
"En función de esa decisión se le ha pedido la renuncia al ministro Prat-Gay, que completará esta semana y dejará así el cargo", agregó el jefe de Gabinete, quien agradeció "enormemente" su tarea al frente de la cartera.
Prat-Gay "ha manejado un ministerio desafiante, en un año desafiante por la transición económica y se ha logrado grandes cosas, como la salida del cepo, la normalización de las relaciones financieras internacionales a partir de la salida del default, la posibilidad de mejorar la situación de ganancias y ahora también el sinceramiento fiscal", indicó.
Sobre la decisión de la salida de Prat-Gay, con quien dijo que estuvo reunido ayer por la mañana y quien había viajado a Villa La Angostura a almorzar con Macri, Peña dijo que, "debido a las diferencias que había sobre el diseño del funcionamiento del equipo, creíamos que lo mejor para esta etapa era hacer un cambio".
Sostuvo que "no se trataron de diferencias sobre política económica. Se trató, en todo caso, de una discusión que ha estado abierta todo el año respecto del diseño organizacional del Gobierno, y al proceso de toma de decisiones. No son discusiones de fondo y de política económica, sino más bien incomodidades sobre cómo era la mejor forma de garantizar una coherencia y consistencia de un equipo".
Peña aclaró que "la discusión a nuestro entender no se trata de internas, sino simplemente de visiones, de funcionamiento y donde prima la visión del Presidente, quien es el que está elegido para poder definir el equipo", cada uno de los cuales "estamos sirviendo en este Gobierno por decisión del Presidente y sabemos que puede haber cambios o rotaciones y estamos agradecidos por la posibilidad de poder trabajar en conjunto".
Consultado sobre si con la salida de Prat-Gay queda de lado la idea de un solo ministerio a cargo de la economía, Peña afirmó que "siempre dijimos que creíamos en un trabajo en equipo; señalamos desde la campaña, hasta acá, quien está a cargo de la política económica, como de todas las políticas, es centralmente el Presidente, que es el que aporta la visión general del gobierno".
"A partir de allí (funciona) un gran gabinete económico que viene trabajando en consolidar un camino de desarrollo y de esta transición que tuvimos este año hacia una economía que evite una crisis y que comience a crecer", dijo el jefe de Gabinete.
En tal sentido, manifestó que "ése es el objetivo sobre el que estamos trabajando y sobre el que hoy hay un gran consenso que vamos a tener un muy buen 2017 en el que vamos a ver el crecimiento, la posibilidad de mejora del empleo, la baja de la inflación, el aumento de la obra pública".
Para Peña, el desafío que tendrá el nuevo ministro de Hacienda es "seguir manejando un plan fiscal que ayude a transitar un sendero de equilibrio", y para el ministro de Finanzas "seguir consiguiendo el financiamiento para ayudar a que la Argentina llegue a ese equilibrio fiscal y que los argentinos pueden tener un mejor sistema financiero, que dé créditos productivos, hipotecarios mejores que los que actualmente tenemos".

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico