A partir de gestiones de Provincia los operarios de Guilford levantaron el bloqueo a la playa de tanques

Los trabajadores nucleados en la Asociación Obrera Textil levantaron anoche el bloqueo a la planta de camiones de transporte de combustible, medida que mantenían en reclamo de que la empresa cumpla con el pago de las tres quincenas adeudadas. La liberación del lugar se produjo a partir de una reunión que tuvieron en la residencia del Gobernador con el vicegobernador Mariano Arcioni y con el secretario de Trabajo, Marcial Paz. El Gobierno provincial se comprometió a estudiar una respuesta al pedido de pago de nueva ayuda de 15.000 pesos durante tres meses que solicitaron los trabajadores mientras se busca avanzar con una solución de fondo ante la inacción de los dueños de la compañía. Se firmó un documento para garantizar el compromiso.

El jueves, a las 14, los trabajadores de la empresa Guilford nucleados en la Asociación Obrera Textil (AOT) decidieron bloquear la playa de camiones de transporte de combustible de YPF como una medida de presión para reclamar el pago de tres quincenas que les adeudan las autoridades de la compañía textil, encabezada por Nicolás Goransky.
En consecuencia, el Gobierno provincial decidió convocar el viernes a los obreros para destrabar el conflicto y continuar con las negociaciones con la empresa, pero solo los trabajadores nucleados en el Sindicato de Empleados Textiles de la Industria y Afines (SETIA) se presentaron a la reunión.
"Nosotros queremos certezas no promesas", explicó el secretario adjunto de la AOT, Leonardo Mora, cuando fue consultado por la ausencia de su gremio en la reunión y los trabajadores ratificaron ese día la continuidad del bloqueo de la planta.
El panorama se puso tenso cuando ayer, a las 17, personal de seguridad del recinto se acercó al lugar para explicar que "un integrante de YPF de apellido Rivera iba a venir a sacar combustible para abastecer Comodoro".
"Nosotros comenzamos a llamar a los compañeros para hacer más fuerza y para que no nos pasen por arriba", sostuvo Mora.
A los pocos minutos, se hizo presente personal de la Policía para preguntar "si podían sacar quince camiones de transporte de combustible para pasar el fin de semana". Los trabajadores se negaron y los agentes debieron retirarse.
Así, el grupo de trabajadores apostado en la playa de tanques esperaba la visita del vicegobernador Mariano Arcioni, que por expreso pedido del gobernador Mario Das Neves, llegó a esta ciudad al mediodía para ofrecerle a los obreros una alternativa que destrabara el conflicto.
La reunión se llevó a cabo a las 20 en la Residencia del Gobernador en Kilómetro 3, donde El Patagónico fue el único medio que siguió minuto a minuto la negociación que contó con la participación del secretario de Trabajo, Marcial Paz y del diputado provincial y titular de la CGT de Comodoro Rivadavia, Gustavo Fita.
El vicegobernador agradeció el esfuerzo de los trabajadores por estar dispuestos al diálogo y destacó: "nosotros no somos sus enemigos. Provincia está de su lado en este conflicto. Jamás los dejamos solos y jamás los dejaremos de lado".
El presidente de la Legislatura también detalló que la única manera de que los trabajadores puedan cobrar lo que las autoridades de la empresa textil leS adeudan es realizando los pasos legales correspondientes para que "Goransky no quede impune en esta estafa que les realizó a todas las familias de esta empresa". Así solicitó a los representantes del gremio que levantaran el bloqueo para que la comunidad pudiera volver a contar con el abastecimiento de combustible.
Mientras, el secretario general de AOT, Cipriano Ojeda, sostuvo: "estamos cansados de ver a compañeros llorar porque no nos pagan. Estamos cansados de promesas y no podemos dar vuelta a atrás con esta toma. Ya no tenemos nada más que perder. Esto es lo único que podés hacer".
Las negociaciones se extendieron durante una hora donde los funcionarios manifestaron a los referentes gremiales que la mejor alternativa era enviar una carta documento para iniciar una inhibición de bienes de la empresa.

UNA NUEVA AYUDA
En este contexto, el secretario general de AOT propuso "si el Gobierno (provincial) se compromete a pagarnos 15.000 pesos (a cada trabajador) durante tres meses, nosotros levantamos el bloqueo". Hay que recordar que el Gobierno de Chubut ya había comprometido una ayuda por 6.000 pesos que se comenzó a pagar en la última semana.
Sobre el nuevo pedido, el vicegobernador detalló: "no puedo darle una respuesta certera en la brevedad porque sería una irresponsabilidad de mi parte y una falta de respeto hacia el gobernador", lo que generó un momento de freno en las negociaciones.
Hay que destacar que se vivieron momentos de angustia cuando los referentes gremiales comenzaron a recibir mensajes de que la policía se había hecho presente nuevamente en la planta con una orden de desalojo. Minutos después se comprobó que los agentes solo se habían presentado para asegurarse que las personas se encontraban en buen estado.
A la vez, Arcioni se comunicó con el gobernador y con el ministro de Economía, Pablo Oca, para consultar si era viable el pago de la suma planteada. "El ministro de Economía me comunicó que el lunes a primera hora nos vamos a reunir para contestar por sí o por no el monto que nos están pidiendo. Si podemos el lunes al mediodía o el martes a más tardar van a tener una respuesta", detalló el vicegobernador.
"Vamos a tratar de llegar a la suma, pero tienen que saber que esta ayuda se suma a los 6.000 pesos que ya se le había prometido desde Provincia pero tienen que levantar la levantar la toma", agregó.
Los trabajadores aceptaron la propuesta "siempre y cuando quede establecido por escrito el compromiso acordado por el Gobierno provincial".
En consecuencia, los funcionarios elaboraron un documento explicando cada una de los detalles para que los trabajadores levantaran el bloqueo de la planta de camiones de combustibles.

COMPROMISO CERRADO
Los catorce obreros que participaron de la reunión tomaron el documento y se dirigieron hacia la toma para comunicarle las novedades a sus pares y realizar una nueva asamblea para decidir los pasos a seguir.
El encargado de leer el documento fue Fita y los trabajadores levantaron las manos aceptando la propuesta.
En este sentido, los trabajadores decidieron levantar la toma y dirigirse nuevamente a la Residencia del Gobernador para ser testigos de la firma del compromiso.
En el lugar, el vicegobernador subrayó: "el gobernador está al tanto de todo y que todo el Gobierno está codo a codo en la lucha contra el empresario".
"Son muchas cuestiones en forma paralela, pero deben quedarse tranquilos que todo un equipo de Gobierno está trabajando para su bienestar", añadió.
Así, los referentes gremiales y los funcionarios firmaron el documento y los trabajadores levantaron el bloqueo de la playa a la espera de una nueva ayuda económica.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico