A pedido de su defensor, se pasó para hoy el control de detención de Alcaina

El juez de turno deberá resolver la situación procesal de Víctor Alcaina. Fue detenido el sábado a la tarde como sospechoso de ser uno de los dos autores del asalto que esa madrugada sufrió una familia en el barrio Abel Amaya a la que le robaron dinero y joyas. Su abogado Guillermo Iglesias se encontraba en Buenos Aires y pidió postergar hasta hoy la audiencia que debía celebrarse ayer.

Mientras la Brigada de Investigaciones trata de identificar al restante sospechoso del violento asalto que se produjo durante la madrugada del sábado en la vivienda de una familia de comerciantes bolivianos, Víctor Alcaina fue detenido ese día por la tarde en un allanamiento a su casa de la calle Ramón Lorenzo al 1.800 del barrio Máximo Abásolo.
Tal como informó ayer este diario, Alcaina cumple desde 2015 una condena de tres años de prisión en suspenso por un asalto ocurrido en Esquel el 7 de diciembre de 2013 cuando tres hombres irrumpieron en la vivienda de la periodista María Elena Paggi.
De acuerdo a la información a la que accedió El Patagónico, durante la requisa que efectivos de la Brigada de Investigaciones efectuaron el sábado en su vivienda, acompañados por el funcionario fiscal Cristian Olazábal con la orden judicial para detenerlo, Alcaina estaba acompañado por su pareja Nilda "La Pato" Rodríguez. Y mientras se desarrollaba el allanamiento el abogado Guillermo Iglesias se contactó para solicitar al Ministerio Público que la audiencia de control de su defendido se realice hoy –dentro de las 48 horas que estipula el Código Procesal- ya que estaba de viaje en Buenos Aires.

VIOLENTO ASALTO
El robo en el que está sospechado de participar Alcaina fue protagonizado por dos delincuentes armados que ingresaron el sábado a la 3:30 en una vivienda de la calle Código 471 al 400 del barrio Abel Amaya. Se llevaron una considerable suma de dinero, joyas y una colecta para la fiesta de la Virgen de Copacabana que las víctimas guardaban en su domicilio.
Los ladrones sorprendieron a la familia cuando dormía. Ingresaron por una ventana de un dormitorio a través de una abertura corrediza. Redujeron al matrimonio y a sus pequeños hijos. Encerraron a todos en un baño.
La policía explicó que la familia de comerciantes que son propietarios de una feria en Kilómetro 3 no quiso que trascendiera el monto del dinero que les robaron. Sin embargo, los asaltantes se llevaron la recaudación del comercio, como también la suma de una colecta que la familia reunía para la fiesta de la Virgen de Copacabana, una celebración típica de la comunidad boliviana. Mientras, entre las joyas que los delincuentes robaron había alhajas de oro.
Cuando las víctimas lograron salir del baño y alertar a la policía, tomó intervención personal de la Seccional Quinta, la Brigada de Investigaciones y la Policía Científica.
El trabajo de los policías científicos fue fundamental porque levantaron indicios importantes con la ayuda del personal de la Brigada de Investigaciones, al mando de Juan Carrasco y Pablo Lobos y de la Sección Robos que encabezan los oficiales Jesús Ramos y Patricio Rojas. Así lograron identificar a uno de los sospechosos.
En la requisa efectuada al domicilio de Alcaina le secuestraron 30 mil pesos en efectivo, un revólver calibre 38 y una pistola 9 milímetros, además de una camioneta Toyota SW4 que será peritada, indicaron fuentes oficiales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico