A Portugués se le escapó nuevamente sobre el final

En un partido con final dramático, volvió a tener problemas para cerrar el encuentro, correspondiente a la penúltima fecha del torneo Austral de rugby, y Bigornia se quedó con un triunfo importantísimo por 38-36, que a su vez estira la definición del certamen hasta la última jornada. Ambos conjuntos quedaron como líderes con 29 puntos, y si igualan en unidades en la conclusión del torneo, los dos se consagrarán campeones.

En un partido con final dramático, Portugués volvió a tener problemas para cerrar el cotejo y sobre el final del encuentro correspondiente a la penúltima fecha del torneo Austral de rugby, Bigornia se quedó con un triunfo importantísimo (38-36), que a su vez estira la definición del certamen hasta la última fecha.
Ambos conjuntos quedaron como líderes del Austral con 29 puntos, y si igualan en tantos al final del torneo, los dos se consagrarán campeones.
En el otro partido que se disputó esta jornada, Madryn RC venció a Draig Goch 45 a 15. Cabe recordar, que los tres juegos restantes fueron suspendidos.
Como indicaba la previa, el partido fue emotivo y muy cerrado. Ambos tuvieron sus momentos y los aprovecharon. Portugués se vio beneficiado por el juego de sus backs y del otro lado los forwards fueron los que sobre el final permitieron que el equipo de la capital provincial se quede con una victoria clave.
El arranque del encuentro fue todo de la visita, que fue incisivo y recto. Como paso en cotejos anteriores, los dirigidos por Santiago Melo entraron dormidos y los de Rawson sacaron una buena diferencia. Abrió el marcador con el pie Oscar Oliva con dos penales. Luego, un despeje del local terminó con la guida adentro y se armó un contraataque, que definió en una punta Ignacio Castiglione. Cuando parecía que el local no hacía pie, Nicolás Carranza interceptó un ataque del rival, los delanteros la cuidaron y con un buen traslado manual, la pelota llegó a Alejandro Urra, que se filtró en el espacio. Sin embargo, la visita rápidamente reaccionaría y, luego de un scrum en cinco metros, el medio scrum Catiglione sacó la ovalada y apoyó. Portugués intentó buscar el juego con sus tres cuartos, pero volvió a fallar y un mal despeje finalizó en mano de los forwards contrarios, que abrieron la guinda para que Facundo Cayuqueo coloque un nuevo try.
Pese a que no estaba cómodo en ataque, los de Barrio Industrial no se desesperaron y reaccionaron con una gran conquista de toda la cancha. Apostó nuevamente por el juego de manos y apareció en la punta José Luis Sandoval, que a pura potencia vulneró varias marcas y no paró hasta zambullirse en el ingoal. Fernando Gutiérrez efectivizó la conversión para poner las cosas 12-21. Instantes después, otra mala decisión en el uso del pie, terminó con la patada tapada y con Julio Martín sumando nuevamente de a cinco. Igualmente, Portugués cerró bien la primera etapa con una gran entrada del wing Javier Soto, y se fue al descanso nueve tantos abajo.
El complemento lo comenzó de la mejor manera el "Luso", que volvió a golpear con la potencia de Sandoval tras una buena jugada que tuvo a los forwards dando las primeras puntadas. Gutiérrez volvió a sumar la conversión. A los 7m, Portugués pudo usar una de sus armas predilectas y tras una buena obtención en el line, se armó el maul y Ramón Quinteros apoyó para quedar arriba por la mínima. Poco después, tras algunas fases con los "gordos", ganaría otro penal en campo contrario y repetiría la formula, para que se desprenda nuevamente Quinteros y Gutiérrez siga sumando. Con el parcial 36 a 28 a favor, el local no supo cerrar el partido y los dirigidos por la dupla Canario-Funes tomaron el protagonismo. El descuento llegaría siendo ordenados y cuidando la pelota, tras chocar continuamente ante una buena defensa. De tanto ir, Ezequiel Antubil logró filtrarse y dejó a su equipo abajo por tres puntos. El final fue dramático, porque la visita fue con todo lo que le quedaba y Portugués se dedicó a defender con mucha garra. En los instantes finales, luego de varios penales del local, Javier Millan conseguiría el try agónico que le dio la victoria definitiva y la posibilidad de compartir la cima de la tabla de posiciones con su rival. Por su parte, Madryn RC cumplió y le ganó a Draig Goich 45 a 15 logrando punto bonus.
En la última fecha, Bigornia deberá enfrentarse a Patoruzú y Portugués viajará a Gaimán para jugar ante Draig Goch. Si los dos equipos logran victorias y terminan con la misma cantidad de puntos en la tabla, ambos se consagrarán campeones.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico