A Rubén Mellado lo habrían apuñalado con dos Tramontina

Rubén Mellado, quien el miércoles fue brutalmente atacado a puñaladas y prendido fuego en una vivienda de la extensión del Stella Maris, continúa grave. El hombre está asistido por un respirador artificial y permanece en terapia intensiva. La policía secuestró dos cuchillos marca "Tramontina" que habrían sido utilizados por los agresores.

Rubén Víctor Mellado (32), oriundo de Gobernador Costa y que ocupaba una vivienda social en la calle Código 640 del barrio Stella Maris, continúa peleando por su vida en una sala de terapia intensiva del Hospital Regional. Durante la madrugada del miércoles ingresó a la guardia médica con 17 puntazos en la zona del toráx y quemaduras en la espalda.
Los médicos pudieron estabilizarlo y luego de una serie de intervenciones quirúrgicas, se encuentra con pronóstico reservado. La víctima está conectada a un respirador artificial y su estado de salud al cierre de esta edición seguía siendo muy delicado, precisaron las fuentes oficiales.
Las 17 puñaladas recibidas a la altura del tórax le afectaron órganos vitales, pero la mayor gravedad tiene que ver con la afección de las vías respiratorias. Mellado, además de ser atacado con dos cuchillos, sufrió importantes quemaduras en la espalda.
De acuerdo a la información a la que accedió este diario, durante las primeras horas del miércoles el hombre estuvo compartiendo bebidas alcohólicas con dos personas en el interior de la casa que ocupaba en la calle Código 640. El Ministerio Público Fiscal cuenta con testimonios que permiten identificar a los sospechosos.

DOS CUCHILLOS
Se trata de dos sujetos que conocían a la víctima y que a juzgar por la ferocidad del ataque, se habrían sentido agraviados por algún comentario íntimo. Según las hipótesis, ambos individuos utilizaron cuchillos marca "Tramontina" para apuñalar reiteradamente a Mellado en la zona del pecho. Después lo dejaron tirado en el interior de la reducida vivienda.
Estos mismos violentos habrían ocasionado el incendio con la intención de borrar las pruebas, aparentemente dando por muerto a Mellado. Asimismo, el trabajo del personal de la Policía Científica se dificultó y fue casi imposible recolectar rastros debido a que dentro de la casa estaba todo quemado.
No obstante, se secuestró un envase de cartón de vino y colillas de cigarrillos que serán sometidas a peritajes. Los dos cuchillos incautados poseían rastros hemáticos y serían los utilizados por los atacantes.
A pesar de los testimonios y pericias recolectadas, los investigadores no solicitaron las órdenes de detención de los sospechosos del delito de homicidio en grado de tentativa.
Hay que recordar que un vecino del lugar fue quien rescató de entre las llamas a Mellado y luego lo llevó al Hospital Regional en su camioneta. Le dijo a la policía que Mellado sólo balbuceaba, que estaba totalmente ensangrentado y con la espalda quemada.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico