"A Santa Cruz hay que pensarla con cada santacruceño adentro"

La gobernadora Alicia Kirchner encabezó ayer un acto en Puerto Deseado con el propósito de entregarle a vecinos de la localidad aportes del Ministerio de Desarrollo Social y de la primera etapa del Plan de Viviendas del Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda. "Yo estoy al servicio de ustedes, caminando todo lo que tenga que caminar y modificando todo lo que tenga que modificar, pero juntos que es la única manera que tengo de hacer las cosas", enfatizó.

Al visitar la localidad costera, la gobernadora Alicia Kirchner hizo referencia a la situación actual de la provincia e instó a los santacruceños a "ayudarnos entre todos" para salir adelante. "Todos los días trabajamos para superar los problemas. Yo no hago diferencias políticas entre las localidades. Sabemos que hay que avanzar mucho más y creemos que la fuerza más importante con la que contamos es la colectiva", enfatizó.
En esta ocasión, la primera mandataria provincial entregó al intendente de Puerto Deseado, Gustavo González, distintos aportes del Ministerio de Desarrollo Social por un monto total de $540.979, que serán destinados al fortalecimiento familiar y comunitario que involucra la protección de la niñez, adolescencia, familia y personas con discapacidad. Dichos aportes también contemplan la asistencia directa a personas en situación de vulnerabilidad a través de abordaje territorial, apoyatura para comedores escolares y para adultos mayores y el fortalecimiento del deporte social y comunitario a través de la entrega de un kit deportivo.
Asimismo, en la ceremonia Alicia Kirchner entregó a los preadjudicatarios seis viviendas listas para ser habitadas, una de ellas adaptada con todo lo necesario para personas con discapacidad motriz, en el marco de la primera etapa del Plan de Vivienda del IDUV, lo que demandó una inversión de $5.460.568,80.

CON DIGNIDAD
En este sentido, Kirchner hizo hincapié en que "estas viviendas que hoy entregamos son una construcción de vida. Son el ejemplo de lo que tenemos que seguir haciendo" y subrayó: "Las viviendas yo las inauguro si están en condiciones de ser habitadas porque no quiero cortar una cinta que no sea una respuesta a la dignidad de cada familia santacruceña".
"Quiero que todos sepan que nunca voy a dar pasos para atrás. Quiero estar cerca de ustedes, quiero estar al lado de cada santacruceño y de cada familia", afirmó la gobernadora y señaló: "Si no nos importaran todos los santacruceños y dijéramos 'chau municipios y que cada municipio se arregle por su cuenta', seguro pagaríamos los sueldos el día primero, pero a Santa Cruz hay que pensarla con cada santacruceño adentro".
En este sentido, puso como ejemplo que en el año 2016 el municipio de Puerto Deseado recibió en aportes provinciales 179 millones de pesos.
En otro tramo de su alocución se refirió al estado del sistema de salud provincial y remarcó que si bien "el sistema de salud se había desmantelado, nosotros sabemos qué sistema de salud queremos. Necesitamos profesionales con una mentalidad de la salud pública como un bien social".
Del acto también participaron los ministros de Desarrollo Social, Paola Vessvessian, y de la Producción, Comercio e Industria, Leonardo Álvarez; el presidente del IDUV, Pablo Grasso, y el presidente de Servicios Públicos, Lucio Tamburo, entre otros miembros del gabinete provincial y municipal que luego la acompañaron a visitar las casas inauguradas y la planta de ósmosis inversa que funciona en la localidad hace casi un año.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico