A tres días del triple crimen, el cuerpo de Soria sigue en la morgue

El cuerpo del prefecto acusado de matar a tres personas continúa en la morgue del Hospital Regional a la espera de la llegada de sus familiares provenientes de Bahía Blanca.

Osvaldo Marcelo Soria, no tenía más familiares en Comodoro que aquellos que decidió ultimar a sangre fría la madrugada del pasado lunes 12 de septiembre. Por decisión propia, según las primeras averiguaciones del caso, se quitó la vida después de matar a Gustavo Contreras (ex cuñado), Lidia Contretas (ex suegra), herir con un tiro en la sien a quien había sido su hijastra Yasmin, disparar contra una madre frente a sus hijos y evitar que escapen.

El prefecto murió en la puerta de ingreso de la casa del horror y desde esa mañana su cuerpo yace en la morgue del Hospital Regional. Su familia de sangre, reside en Bahía Blanca y según confirmaron fuentes policiales a este medio ya fue localizada. Se espera su llegada de su hermano el día de mañana para decidir cuál será su destino, si será enterrado en Comodoro Rivadavia o se definirá su traslado.

PERROS ABANDONADOS

La casa de Soria, ubicada en Standard Centro hasta el momento solo fue producto de una requisa la misma tarde del crimen, desde entonces quedó abandonada y dentro del lugar permanecen dos perros que en las últimas horas mantienen en vilo a los vecinos ya que no paran de ladrar y aullar consecuencia del hambre y la sed.

Sin conseguir respuestas por parte de la policía que no puede ingresar a la casa sin orden de un juez, los vecinos solicitan a las organizaciones que se ocupan de perros callejeros y tenencia responsable la posibilidad de evitar el sufrimiento de los canes mientras avanza la investigación.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico