A un comerciante de La Loma le dispararon para amedrentarlo

El sábado a las 14, en Alvear al 1.000, dos delincuentes asaltaron la tienda "Myss Rubi". Uno de los ladrones le apuntó a Luciano, el dueño del comercio, quien reaccionó corriéndole el arma con una mano. Entonces el asaltante le disparó para intimidarlo. "El tiro dio en el piso", relató la víctima.

Dos delincuentes asaltaron el sábado, alrededor de las 14, un local comercial de venta de ropa ubicado en Alvear al 1.000, denominado "Myss Rubi". Ingresaron con armas de fuego y tras apuntar al comerciante le dispararon para intimidarlo, además de zamarrearlo de los cabellos.
Los asaltantes que actuaron a cara cubierta con pañuelos, irrumpieron cuando Luciano, el propietario de la tienda, había decidido dejar abierta la puerta por el calor.
"Estaba trabajando de corrido, abrimos la puerta porque hacía calor, había mucha gente en la calle cuando los tipos encapuchados ingresaron a mano armada y como plata no tenía me apunta con un arma, yo le corro el arma y me dispara, el disparo dio en el piso, me agarra, me golpea y al paso se llevan pantalones, calzas", describió la víctima en diálogo con El Patagónico.
Después que el delincuente disparó, su cómplice rodeó el mostrador y lo zamarreó del cabello a Luciano, pese a que en ningún momento se resistió ante el robo. Lo querían asustar y lo lograron.
Luciano dice que todavía tiene miedo porque los delincuentes viven a solo dos cuadras del local.
Los ladrones habrían ingresado primero al kiosco situado enfrente a la tienda y luego lo hicieron en el comercio de Luciano quien radicó la denuncia policial. En el caso intervino la Seccional Segunda y la Brigada de Investigaciones.
El comercio cuenta con imágenes de video que ya fueron aportadas a la policía. Según Luciano los dos delincuentes ya están identificados. "Estaban fuera de sí, drogados o alcoholizados, yo no me resistí", describió.

"ES UNA ZONA LIBERADA"
"Me dio un poco de impotencia, porque uno decide levantarse todos los días e ir a trabajar, ganar poco o mucho pero honestamente, y que vengan estos delincuentes y se lleven todo así no más. La policía actuó, como lo hace en la semana, pero durante los fines de semana es una zona liberada, escuchás tiros", denunció públicamente.
Después de la experiencia del sábado, el damnificado ya no quiere mantener más la puerta abierta, observa a quien le abre ahora. "La inseguridad que hay acá, a uno le da miedo, salís a la calle y salís con miedo", subrayó.
El sábado a la tarde la jurisdicción de la Seccional Segunda de Policía fue sacudida por la delincuencia, ya que antes del robo a la tienda, en Formosa al 1300 delincuentes hasta el momento sin identificar robaron en una vivienda, mientras que motochorros intentaron asaltar la panadería "La Platense", ubicada en Ramos Mejía, entre Necochea y Alvear.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico