A un mes del homicidio del "Ganso" Sánchez se empiezan a reconstruir sus últimos pasos

Mañana se cumple un mes del homicidio de Daniel Sánchez, el joven que en la madrugada del sábado 2 de julio fue salvajemente golpeado en Alsina y pasaje Venter, por un grupo de personas que primero lo llamó por su apodo: "Ganso". La familia reveló ayer a El Patagónico un dato importante, de los tantos que han indagado por cuenta propia. Al momento de sufrir la agresión, Daniel estaba acompañado por un policía.

A un mes del homicidio de Daniel "El Ganso" Sánchez, el joven de 25 años que el sábado 2 de julio fue brutalmente golpeado por un grupo en Alsina y pasaje Venter, El Patagónico accedió ayer a nuevos detalles sobre los últimos pasos del joven.
Su familia, que reclama justicia y confía en que el Ministerio Público Fiscal logre detener a los asesinos, reveló un dato importante: uno de los que esa noche lo acompañaba era policía.
Su madre Silvia, en diálogo con este diario reclamó: "no hay ninguno detenido".
"Nosotros ya sabemos quiénes fueron, averiguamos por cuenta propia", dijo la mujer, que a la vez aclaró que va a dejar actuar a los investigadores, porque sostiene que cree en la justicia. "Yo creo que el fiscal (Adrián Cabral) los va a detener, creo en la justicia", afirmó Silvia.
Ayer estaba acompañada de Griselda, uno de los ocho hermanos de "Ganso".
"Me la paso llorando, cuando me acuesto, salgo a dar vueltas en el auto y parece que lo voy a encontrar", revela la madre ante el dolor que la invade por la pérdida de su hijo.
Mira una y otra vez las once fotos que su hijo se sacó a las 20:30 del viernes 1 de julio con una camisa roja que se había comprado para salir. "Yo lo llevé a las 22:30 al cajero, y cuando pasamos por la Alsina, en esa misma esquina le dijo a una de las chicas bromeando y sacando la cabeza por la ventana: espérenme ahora vengo voy hasta el cajero", contó su madre.
La mujer lo dejó en la calle 25 de Mayo y le advirtió que llegara temprano a la casa.
"Nadie va a entender este dolor hasta que lo viva. Que te maten a un ser querido es la tragedia más horrible", escribió otra de sus hermanas en Facebook.
La familia está dolida por algunas cosas que la policía ha informado de Sánchez en cuanto a sus amistades. Su madre dice que a "Los Palomo" -un grupo de la parte alta de La Floresta- no los conocía y que el joven subía a su vehículo a cualquier joven con el que se cruzara de noche.
Daniel trabajaba en Manpetrol y no le importaba gastar su dinero con quien lo acompañara. Según su madre en una detención previa a su muerte, la policía lo habría golpeado en un procedimiento en el que el joven estaba en estado de ebriedad.
Su hermana Griselda buscará reunirse esta semana con el intendente Carlos Linares en procura de organizar un apagón por todas las vidas de jóvenes que se han perdido en los últimos años en esta ciudad.
Para eso necesitará de la ayuda de las madres del dolor y de todas las familias que quieran reclamar justicia. Deja su número de teléfono: 154325787.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico