A un procesado por vender drogas le secuestraron 90 gramos de cocaína

Carlos "Bazooka" Riquelme cumple arresto domiciliario por una causa federal. Ayer la policía de la Seccional Quinta allanó su departamento en busca de Nahuel Heredia, quien el miércoles fue denunciado de apuntarle a un policía. A Riquelme le incautaron nueve tizas de cocaína y proyectiles, pero no fue detenido. Hoy debe presentarse en el Juzgado Federal.

Personal policial de la Seccional Quinta, a cargo del jefe accidental Jorge Calderero, cumplió ayer por la tarde con tres órdenes de allanamientos vinculadas a la detención de Nahuel Heredia, quien el miércoles le apuntó a un suboficial que patrullaba el sector 3 de las 1008 Viviendas.
En los operativos además de aprehender a Heredia (ver página 15) secuestraron una importante cantidad de estupefacientes, demoraron a dos menores de edad por atentar contra la autoridad y detuvieron a un individuo con pedido de captura por parte de la Justicia ordinaria.
Los procedimientos comenzaron a las 15:30 en el mismo sector 3 del complejo habitacional donde se registraron los incidentes del miércoles. Las diligencias solicitadas por la fiscal Verona Dagotto fueron autorizadas por el juez Miguel Angel Caviglia.
Los allanamientos se concretaron en el edificio 29, departamento “F” de la madre de Heredia; otro en el edificio 41, departamento “I” de la hermana del sospechoso; y el tercer procedimiento se cumplió en el edificio 62, departamento “D”, de un hombre identificado por la policía como Carlos Daniel Riquelme, alias “Bazooka”.
En este último inmueble se hallaron un proyectil calibre 38 y nueve tizas de cocaína que estaban en un envoltorio de papel de diario escondido entre unos cartones del patio interno del lugar. Actuó el personal de Drogas Peligrosas de la policía, y el total de la droga pesó 91 gramos, precisaron fuentes oficiales a El Patagónico.
La Justicia Federal tomó intervención y a pesar de que “Bazooka” cumple arresto domiciliario por estar procesado en una causa de drogas, no fue detenido. Hoy deberá comparecer ante el Juzgado Federal a cargo de la juez Eva Parcio de Seleme. El antecedente anterior se registró el 28 de agosto del año pasado y Riquelme estaba sospechado de liderar una banda que vendía estupefacientes al menudeo y por delivery.
En esa ocasión la policía le secuestró 1,5 kilo de cocaína y más de $500.000 en efectivo. Parte de la sustancia estaba oculta en forma de tizas en el interior de palos de escoba en el mismo departamento que ayer allanó la Seccional Quinta.

TRES DETENIDOS
Afuera del departamento de Riquelme la policía identificó a Ezequiel Sebastián Elizainsin (19), quien tenía pedido de captura por parte de la Justicia ordinaria por una causa de encubrimiento. Fue conducido a la comisaría y hoy será sometido a la respectiva audiencia de control de detención.
En el mismo lugar un grupo de adolescentes arremetió contra los efectivos de la Quinta y Tercera -seccional que prestó apoyo- y golpearon a un agente. Se trata de dos jóvenes de 13 y 15 años, quienes fueron demorados en averiguación de los delitos de atentado, resistencia, amenazas y lesiones a la autoridad.
Desde la comisaría interviniente destacaron que en las últimas 24 horas se duplicaron las detenciones por diversos delitos y ayer la dependencia de vio superpoblada ya que llegó a alojar a 16 internos, contando a los dos menores de edad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico