"A vacunarse más y besarse menos", pidió la ministro de Salud bonaerense

En las últimas horas se dio a conocer el caso de una nueva víctima fatal de la gripe A, que en lo que va del año ya se cobró 26 vidas en todo el país, mientras que el gobierno de Macri ya disolvió un área clave para las vacunaciones.

La ministro de Salud bonaerense, Zulma Ortiz, confirmó ayer la realización en la Provincia de una campaña de vacunación antigripal casa por casa "pero con la identificación del grupo de riesgo", aclaró.
En especial la preocupación son las embarazadas, ya que la gripe A es una "enfermedad particular que puede poner en una situación muy grave a la mamá y al bebé".
"Debido al riesgo incrementado de mortalidad entre embarazadas, como se observó en el 2009, y frente a una baja cobertura, comenzamos con nuestra campaña de vacunación el 29 de marzo", explicó la ministro en declaraciones a radio Continental.
En ese marco, la ministra recomendó "vacunarse más y besarse menos" para combatir la gripe A. También recomendó "incorporar en nuestra cultura la táctica de mantener distancia con las personas que experimentan síntomas gripales".
Ortiz solicitó que los municipios "ayuden" a la cartera provincial "con esta intervención". "Estamos convocando a los secretarios de salud de los municipios esta necesidad de ir casa por casa para buscar a las mujeres embarazadas, que es un grupo de alto riesgo", señaló la ministra en diálogo con radio Provincia.
Las vacunas son distribuidas por el gobierno nacional a todas las provincias, "y cada una tiene la responsabilidad de estimar las dosis. Nosotros hicimos la planificación y lanzamos una campaña de vacunación que no se había hecho en los últimos ocho años", destacó la ministra.
En un giro preocupante, el gobierno nacional quitó de la cartera de Salud la Dirección Nacional de Enfermedades Transmisibles ni la de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles (Dinacei). El área ha permitido hasta ahora que Argentina "disponga de uno de los programas gratuitos de vacunas más completos del mundo", alertó la fundación Huesped.
En relación con la campaña en la Provincia, Ortiz indicó que se están "focalizando sobre el grupo de riesgo", y recomendó a aquellas personas que no están dentro de él que primero se dirijan a un centro de salud público para realizarse una evaluación médica.
"Hoy en la provincia de Buenos Aires, de acuerdo a la información que tenemos, tienen que vacunarse grupos poblacionales que van desde los seis meses hasta los dos años de edad, embarazadas, adultos mayores de 65 años, y aquellos que tienen una enfermedad que comprometan su sistema inmune", describió.
Así aclaró que "cualquier otra persona que considere o quiera vacunarse, primero debe consultar a un profesional. Lo que no puede hacer es ir y comprar la vacuna".
En ese marco, la ministra recomendó "vacunarse más y besarse menos" para combatir la gripe A. También recomendó "incorporar en nuestra cultura la táctica de mantener distancia con las personas que experimentan síntomas gripales".
En las últimas horas de ayer se dio a conocer el caso de una nueva víctima fatal de la gripe A, que en lo que va del año ya se cobró 26 vidas en todo el país, mientras que en el gobierno parecen restarle importancia, ya que disolvió un área clave para las vacunaciones.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico