Abadie fue denunciado de liderar a presos que extorsionaron a otro

Pablo Durán, quien fue detenido hace una semana en plena mudanza porque tenía pedido de captura por una causa de abuso sexual, fue quien denunció por extorsión a un grupo de internos de la Seccional Sexta. Bajo amenazas con facas, Durán le pidió vía telefónica a sus familiares que entreguen un auto y un televisor en un determinado domicilio. Actuó la Justicia y logró recuperar dichos elementos.

Pocas veces salen a la luz los conflictos entre los presos, quienes suelen protagonizar peleas, reclamos como huelgas de hambre para hacer cumplir sus derechos, y también son víctimas de graves delitos, ya sea entre ellos o con los guardiacárceles o efectivos de una comisaría implicados.
Esta vez el incidente en los calabozos de la Seccional Sexta terminó en una denuncia penal y un posterior allanamiento en la vivienda de los familiares de uno de los involucrados donde se encontraban los elementos buscados.
De acuerdo a los datos recabados por El Patagónico, el incidente ente los presos se registró la noche del lunes después que Pablo Francisco Durán (33) fuera alojado en una de las celdas de la comisaría de la avenida Polonia. Este fue detenido hace una semana debido a que tenía un pedido de captura desde el 8 de setiembre de 2015 por una causa de abuso sexual simple.
"El Porteño" había sido condenado mediante un juicio abreviado, pero nunca había cumplido la pena. Lo más curioso fue que en la audiencia realizada la semana pasada en la Oficina Judicial recibió la medida de prisión con semilibertad y entonces todas las noches tenía que pernoctar en dicha comisaría.
Un grupo de internos liderados por Franco Martín Abadie, quien se encuentra condenado por el crimen de Elvio Acuña -baleado el 29 de enero de 2013 y que por las lesiones falleció el 23 de febrero de ese mismo año- golpeó a Durán. También lo amenazaron con armas blancas fabricadas en el mismo calabozo denominadas facas.
Según la denuncia, la empresa de Abadie y sus compañeros fue extorsionar a Durán para que entregue bienes materiales a sus familiares. Los presos tenían teléfonos celulares con los cuales obligaron a "El Porteño" a llamar a sus seres queridos para pedirles que entreguen un vehículo y un televisor, precisaron fuentes oficiales.
En su denuncia Durán detalló que sus familiares tuvieron que dirigirse hasta el domicilio de la familia de Abadie, en el barrio La Floresta, donde entregaron un Fiat Palio y un televisor pantalla plana de 29 pulgadas.

ALLANAMIENTO
Y REQUISA
Ante la grave situación intervino el fiscal general Héctor Iturrioz y la Brigada de Investigaciones allanó el martes una vivienda de la calle Mburucuyá al 1.100 donde residen los familiares de Abadie. Allí, la policía secuestró el Fiat Palio y el televisor.
En forma paralela, los investigadores requisaron las celdas de los presos e incautaron un solo teléfono celular cuando en la denuncia se describió la utilización de tres aparatos telefónicos y dos facas. Hasta el momento se desconoce cómo ingresaron esos teléfonos en poder de los internos.
En ese contexto, la defensa de Durán solicitó un hábeas corpus para protegerlo de futuros ataques y fue traslado a otra dependencia de Comodoro Rivadavia. La causa ahora quedó a cargo de la fiscal Camila Banfi.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico