Abboud pasará dos meses en prisión tras ser imputado del crimen de Boz

Durante la audiencia la Fiscalía expuso su hipótesis de que Emilio Taher Abboud le asestó a la víctima varios golpes en la cabeza con un objeto contundente. Ya sin vida trasladó el cuerpo hasta la zona de Rocas Coloradas, donde lo prendió fuego para intentar hacer desaparecer pruebas. La juez Raquel Tassello le dictó dos meses de prisión preventiva mientras se desarrolla la investigación.

Después de entregarse el lunes ante la policía de Trelew, luego de permanecer durante alrededor de dos semanas prófugo, ayer Emilio Taher Abboud (54) fue sometido a la audiencia de control de detención y formalización de la investigación en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia en la causa por el homicidio de Claudio Omar Boz (45).
Durante la audiencia la fiscal general Cecilia Codina, junto a la funcionaria Verona Dagotto, solicitó que se declare legal la detención de Abboud debido a que se presentó ante la Brigada de Investigaciones de Trelew, y que fue puesto a disposición de la Oficina Judicial de esta ciudad por la orden de detención que dictó el juez natural de la causa, Alejandro Soñis.
Los representantes fiscales detallaron que el homicidio se registró entre las 17 del jueves 15 de setiembre y las 4:10 del día siguiente en el domicilio de Abboud de la calle Lisandro de la Torre y Crónica, o bien en la finca de Kilómetro 12 donde tenía empleado a Boz para el cuidado de animales de granja.
Según el relato de la Fiscalía, el imputado le propinó a su empleado varios golpes en la cabeza con un objeto contundente. Después trasladó el cadáver hasta la playa denominada "El Enganche 2", próxima a Rocas Coloradas, donde la víctima solía concurrir a pescar.
Según señalaron las acusadoras, Abboud prendió fuego el cuerpo con el objetivo de hacer desaparecer pruebas.
El cuerpo calcinado fue encontrado el viernes 16 de setiembre por un pescador. Luego de 72 horas el cadáver fue identificado y se pudo determinar que Boz vivía en la chacra de Abboud, donde efectuaba tareas de campo.
La fiscal enumeró testimonios que comprometen al imputado y además espera los resultados de los rastros de manchas de sangre levantados en los domicilios del sospechoso, los que podrían corresponderse con los de Boz. Se presume que pudo haber sido asesinado en el domicilio de Lisandro de la Torre y Crónica.
En ese marco, Codina imputó a Abboud por el delito de homicidio simple, en calidad de autor. Requirió que se dicte la apertura de investigación en contra del imputado sobre la base de la calificación y el hecho relatado.
Codina refirió que en un informe preliminar del Cuerpo Médico Forense, respecto a la autopsia practicada a la víctima, estableció que su muerte fue por "traumatismo encéfalo-craneano producido por golpes contusos" y que "la quema del cuerpo había sido post mortem".

PRISION PREVENTIVA
Rogelio Díaz, defensor particular del acusado, sostuvo que su asistido se presentó en forma voluntaria ni bien se enteró que existía una orden de captura en su contra. "No estaba en su intención evadirse de la justicia", aseguró. Mencionó que padece una enfermedad coronaria grave.
No objetó la detención de su cliente, pero sí afirmó que Abboud "es ajeno a los hechos y que todas las pruebas no son suficientes para vincularlo con el hecho directamente".
A continuación la fiscal solicitó el plazo de seis meses para concluir con la investigación, y la prisión preventiva del imputado por igual término. Argumentó que existen elementos de convicción suficientes para tener al imputado como probable autor del crimen.
También señaló los peligros de fuga y entorpecimiento de la investigación, las características graves del ilícito. Además, de "los golpes en la cabeza (de la víctima), limpió la escena del crimen y luego se dio a la fuga", señaló Codina.
Respecto del estado de salud del imputado, indicó que debe ser evaluado por el Cuerpo Médico Forense.
En contraposición, el defensor solicitó la libertad de su cliente ya que se presume su inocencia. "La prisión preventiva es una medida excepcional y lo normal es el goce de la libertad ambulatoria", afirmó.
Díaz destacó que su defendido se presentó en forma voluntaria ante la justicia, y subsidiariamente solicitó su arresto domiciliario.
La juez Tassello resolvió declarar legal la detención de Abboud y la apertura de investigación preparatoria en su contra. Aseguró la existencia de elementos de convicción suficientes para tenerlo como probable autor del homicidio de Boz y le dictó la prisión preventiva por el término de dos meses.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico