Abelardos: noche histórica para el rock comodorense

Abelardos convocó cerca de dos mil almas en el Club Huego, quienes fueron testigos de la presentación de "El color del carnaval", último material discográfico, y de los clásicos de siempre.

El 28 de diciembre del 2013, la mítica banda "113 vicios" convocó casi siete mil personas en su show despedida, en el Predio Ferial de Comodoro Rivadavia. Cinco años atrás de "Hasta Siempre", esta misma banda realizó uno de los recitales más recordado por el rock local: "Se encienden". Aquella oportunidad, Los Vicios agotaron entradas en el Club Huergo y le decían- sin palabras- a la gente patagónica que en Comodoro se encontraban músicos de alta calidad, tanto en lo musical, como en lo poético.

El sábado pasado, luego de ocho años, el Club Huergo volvió a alojar un recital pura y exclusivamente con raíces comodorenses en el escenario, de la mano de CDM Producciones. La banda integrada por Darío Acosta (voz), Diego Reyes (bajo), Gustavo Sicard (batería), David Luna (armónica), Sebastián Acosta (guittarra), Hugo "Mono" Rodríguez, "Bebo" Márquez (saxo alto), Carlos Barrera (trombón) y Roberto Damián (trompeta), presentó "El color del Carnaval", su último material discográfico ante un poco más de dos mil almas que, cantaron, bailaron y "poguearon", los clásicos como "Solo, viejo y pelado", "El ángel de mi barrio" y "Veo", para luego saborear la calidad musical de este último CD.

abelardos


Una serie de imágenes de Comodoro en la pantalla gigante le dieron comienzo"Hombres de arena", el "track" número uno del material. Con ese tema salieron a la cancha y la respuesta del público fue excelente desde el primera acorde. Banderas de todos los barrios adornaron y le dieron el color al gimnasio que coreaba cada letra del conjunto nacido en las "1008". La gente disfrutó de un recital exquisito desde lo musical, con algunos cambios en los integrantes y arreglos de los viejos temas. Fue un recital prolijo, con un excelente sonido y una puesta en escena que sorprendió en todo momento: incorporando un bandoneón en "Veo"; con balarines en "El Tramposo" y sumando a "Alkrán Márquez, junto con una murga, en "Alguna Vez" .

La ciudad petrolera vivió una noche histórica si hablamos de cultura popular. Una banda de rock netamente local, convocó dos mil personas que arengaron, cantaron cada tema como propio, y que todavía deliran con la armónica de Luna. Una vez más, nuestra ciudad demuestra que sus músicos son de primer nivel y convocan lo mismo o parecido a una banda nacional.

Por el momento no se sabe cuál será el próximo recital de Abelardos. Mientras, sus seguidores continuarán pintando la cara del abuelo barbudo en algún paredón.

Embed


Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico