Abogadas y jubiladas denuncian haber sido agredidas por Ivovich y su hermano

Dos abogadas particulares que patrocinan a la autodenominada agrupación "Jubilados Unidos", de apellidos Dávila y Guerra, denunciaron públicamente que a media tarde de ayer fueron agredidas verbal y físicamente en Río Gallegos por el presidente de la Caja de Previsión Social, Ariel Ivovich, cuando intentaron entregarle una cédula de notificación judicial. Del incidente también habría participado su hermano que golpeó a otras mujeres.

Caleta Olivia (agencia)

El funcionario fue ubicado en un galpón del barrio Industrial ya que no concurre a la sede del organismo provincial debido a que el mismo está tomado desde hace varios días por un grupo de jubilados y jubiladas de la administración pública provincial.
Los mismos reclaman que se paguen los sueldos de abril a todos los beneficiarios del sistema previsional rechazando pagos parciales anunciados por el gobierno, de acuerdo a sus posibilidades financieras.
Portales digitales de la capital santacruceña señalan que el incidente se produjo entre las 15.30 y las 16 y que cuando las letradas concurrieron a entregarle la notificación, Ivovich perdió su compostura y no solo las insultó sino que también las golpeó y arrastró a una de ellas por el suelo, según el relato que hizo una testigo de la agresión, Patricia Soto, quien también fue agredida.
Esta mujer, integrante de la agrupación "Jubilados Unidos", dijo que en el hecho intervino el hermano del presidente de la Caja de Previsión Social (CPS), cuyo nombre desconocía pero aseguró que fue él quien les gritó "las voy a cagar a palos a todas".
"Sabíamos que las doctoras Dávila y Guerra iban a notificar a Ivovich en los galpones" reató Soto, indicando que por ello varias integrantes de la agrupación decidieron acompañarlas.
"Cuando estábamos estacionando –prosiguió- vimos que (Ivovich) tira al piso a la doctora Guerra y la arrastra. Entonces mis compañeras fueron a ayudarlas y fue ahí cuando se generó la situación de agresión tremenda porque le torció el brazo y la zamarreó».
"A otra de mis compañeras la tiraron contra una pared... estaban muy agresivos" contó la testigo haciendo referencia tanto al presidente de la Caja como a su hermano a quien le atribuyó haber gritado "las voy a cagar a palos a todas".
"Yo traté de calmarlos y después salí para llamar a la policía y (supuestamente el hermano) me salió a correr porque pensó que lo iba filmar", dijo Patricia Soto.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico