Abren un sumario por el derrame de 72 metros cúbicos de petróleo en un yacimiento de YPF

En la madrugada de ayer rebalsó una pileta de hidrocarburos en el área Manantiales Behr. Un informe preliminar de YPF indica que hubo una falla en el sistema de control.

En la madrugada de ayer rebalsó una pileta de hidrocarburos en el área Manantiales Behr. Un informe preliminar de YPF indica que hubo una falla en el sistema de control, aunque junto con la subsecretaría de Control Ambiental de Chubut evaluará el registro fotográfico para reportar qué sucedió.
El derrame es de 72 metros cúbicos de petróleo y agua contaminada en esa pileta del yacimiento, que funciona como pileta de emergencia, y afectó una superficie de 3.600 metros cuadrados. YPF informó en un comunicado que el derrame había sido controlado y que estaban en tareas de remediación.
El subsecretario de Control Ambiental, Ricardo Murcia, indicó que la pileta es de emergencia con una capacidad de 64 metros cúbicos. Una hipótesis es que el sistema de seguridad de las válvulas no funcionó y el crudo siguió de la primera pileta a la de seguridad.
En ese contexto, el derrame puede obedecer a dos motivos: o la pileta contenía fluidos previamente o se envió más hidrocarburo del que esta podía contener, resultando en el derrame.
Según informó el funcionario, la operadora YPF declaró un vertido de 72m3 de fluido, con un porcentaje de agua de 84%, para incidir sobre un área de 3.600 m2. A media mañana de ayer ya se habían recuperado 54 cúbicos, siempre en base a las declaraciones de la petrolera, y que debían ser constadas por los inspectores del área ambiental in situ.
Si bien un porcentaje del fluido es agua, no deja de ser agua contaminada con petróleo. En términos prácticos, la ventaja que tiene el agua de formación es que resulta más sencillo para su remediación que el crudo procesado comercialmente –sabiendo que el Escalante es de alta viscosidad-.
Murcia expuso ayer que el incidente había sido comunicado primero telefónicamente por la compañía y luego se giró el informe correspondiente, del que surge que el derrame se registró sobre la 1:30 del lunes. Así es que el área ambiental de Chubut envió a sus inspectores al yacimiento.
Ambiente abrió el sumario correspondiente a la empresa YPF por este evento, donde ahora empieza la atapa de peritaje luego de que los inspectores enviados por Murcia traigan las pruebas fotográficas. La compañía tiene chance de argumentar en el plano técnico que pudo haber fallado.
Otro de los derrames ocurridos este año fue en Cerro Dragón, el yacimiento a cargo de Pan American Energy. Aquella vez, un viejo oleoducto sufrió una fisura y 192 metros cúbicos de petróleo fueron derramados. PAE detuvo el bombeo y reparó el suelo contaminado.
Ambiente reconoce que los eventos con derrames son frecuentes, pero siempre de menor magnitud y las operadoras pueden controlarlos en el momento.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico