Abrió el primer spa de cerveza en México

Guanajuato, famoso por sus sitios históricos y la deslumbrante arquitectura colonial de la capital fue el lugar elegido para el primer spa de cerveza en México. Aseguran que un baño en cerveza relaja el cuerpo, cuida la piel eliminando las toxinas, cuida las articulaciones, ayuda a eliminar el colesterol, atenúa el reumatismo y la caída de cabello.

El Ministerio de Turismo La apertura de un spa de cerveza en México causó un gran impacto entre los turistas de todo el mundo que llegan al estado de Guanajuato para recorrer sus sitios históricos y, especialmente, admirar el casco colonial de la capital estatal, declarada "Patrimonio cultural mundial" por Unesco.
Los singulares baños con esta bebida, toda una tradición en República Checa, se suman a los atractivos del pueblo, entre ellos los recorridos por minas abandonadas y los paseos en bicicleta de montaña.
El Spa de Cerveza Artesanal brinda tratamientos con dos tipos de cerveza clara y ámbar acompañados de masajes relajantes, en virtud de que la levadura aporta vitaminas y proteínas que favorecen la regeneración muscular. Según los especialistas en la materia, los baños de cerveza relajan el cuerpo, cuidan la piel eliminando las toxinas, cuidan las articulaciones, ayudan a eliminar el colesterol, atenúan el reumatismo y la caída de cabello.
"Se trata de todo un ritual", aseguró Osman Fernández, hotelero, cervecero y creador de este proyecto en "Casa Diamante", Hotel Boutique Mineral de Pozos.
Un día de tratamiento comienza con la bienvenida del terapeuta para comenzar la sesión con un masaje en los pies, empleando semillas de malta. Luego, la persona entra en un barril de madera, con capacidad para aproximadamente 400 litros y comienza a rendirse ante las propiedades relajantes del baño.
No todo el líquido es cerveza, ya que sería incosteable, aclaró Fernández. Se utiliza un compuesto de mosto, cebada, lúpulo y otros ingredientes que se usan en el proceso de elaboración de las ale, pale ale y porter de la marca Vopper, la microcervecería que desde hace un año opera dentro de "Casa Diamante".
Ya dentro del barril, sí se baña a los clientes con cerveza en la cabeza, espalda y brazos.
"En el caso del pelo, se agrega directamente una cerveza, una botella completa al cuero cabelludo y se da un masaje. Al mismo tiempo podemos estar degustando una cerveza dentro de este barril", detalló y aclaró que "las personas que ya han vivido esta experiencia, sí se han embriagado de alguna manera".
Los baños de cerveza están disponibles previa reservación y duran una hora.
La visita al spa cervecero se puede combinar con un paseo por los sitios de interés de Mineral de Pozos, uno de los eslabones del circuito de "Pueblos mágicos" de México, donde se conservan innumerables huellas de la explotación de vetas de oro y plata que realizaban los mineros a lo largo de siglos. Se puede emprender un recorrido por algunos túneles del antiguo yacimiento, boutiques, galerías y tiendas de artesanías y diseño de joyas, La Alameda, el Puente de la Constitución, el Rancho de la Lavanda, el Jardín Juárez, la Parroquia de San Pedro y la Mina de los Cinco Señores, que brinda una amplia panorámica de los cerros y los valles.
En Mineral de Pozos también conviene tener muy en cuenta los platos típicos, como ensalada de sandía con queso griego y vinagreta de menta, salmón a la naranja marinado con especias, carne de vaca con pepinos en salsa de cacahuate al chipotle, helado de chocolate con licor de café, antojitos, quesadilla de flor de calabaza y crema de chile poblano con elote. Estos manjares se disfrutan especialmente si la visita al pueblo coincide con la celebración del Festival del Mariachi, el Festival del Blues o el Festival Cultural de la Toltequidad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico