Abrió en Madrid un local para dormir la siesta

El innovador emprendimiento cuenta con siete habitaciones individuales en las que el cliente puede dormir durante el tiempo que necesite. Además, cuenta con todas las comodidades.

Abrió en Madrid el primer establecimiento dedicado exclusivamente a aquellas personas que quieran dormir una siesta. Se trata de "Siesta & Go" (Orense, 10), un local con siete habitaciones individuales y seis literas donde el cliente puede dormir durante el tiempo que necesite (desde 5,75 euros los 25 minutos).
A los españoles no se les había ocurrido hasta ahora hacer rentable la costumbre de dormir una siesta, a diferencia de ciudades como Nueva York, París, Londres, Bruselas o Tokio, que ya cuentan con negocios que disponen de espacios para el descanso en los ratos libres.
"La idea de este proyecto surgió durante un viaje", explicó su propietaria, María Estrella Jorro de Inza, a la revista Traveler.es. "En Japón nos dimos cuenta de en Tokio y Kioto eran muy habituales este tipo de y pensamos: ¿por qué no hacer nosotros el primero en España?".
"No hay mínimo de minutos, el cliente puede elegir lo que más le convenga según su situación y siempre damos cinco de cortesía", aclara su propietaria. Lo más frecuente es que visiten el local turistas extranjeros que, por ejemplo, tuvieron que dejar su hotel y hacen tiempo antes de volver a su casa.
Para dormir una siesta en este lugar no es necesario tener una cita previa, sino que se puede llegar y sentarse en una butaca a leer un libro o alquilar una cama como si fuese la propia para dormir una siesta.
En cuanto al público local, es el favorito para descansar entre reuniones de trabajo. Para todos ellos, el local cuenta, además, con todas las comodidades (incluidas en el precio): cargadores para celulares, wifi gratis, diarios y revistas, tapones para los oídos, auriculares insonorizados, y antiparras.
El establecimiento facilita zapatillas para estar como en casa y camisetas para quienes quieren ponerse cómodos. Terminados esos cinco minutos, el precio variará dependiendo del servicio que se contrate. Es un espacio pensado para despejar la mente durante unos minutos al finalizar el trabajo o también como un intermedio en la jornada laboral.
Siesta & Go abrió sus puertas el pasado 15 de mayo y aunque su propietaria reconoce que al principio tenía serias dudas sobre si tendría éxito, ahora cuenta "con varios clientes fijos".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico