Absolvieron al "Trompa" Gallardo por la tenencia ilegal de un arma

Marcos Luis Gallardo finalmente fue absuelto ayer por el juez Mariano Nicosia de la tenencia ilegal de arma de guerra y también por el delito de encubrimiento por el que se lo juzgaba. No se probó que la pistola 9 milímetros que le encontraron fuese la robada a una policía en 2011 porque la víctima no dio el número de serie del arma y para el magistrado tampoco se dejó en claro que residía donde lo capturaron.

Marcos Luis Gallardo, alias "Trompa" y de 35 años, condenado por la Justicia Federal a cuatro años de prisión por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, ayer fue absuelto por la Justicia Provincial por el delito de encubrimiento y tenencia ilegal de arma de guerra por el que se lo juzgó desde el lunes.
Ayer Gallardo fue absuelto por el juez Mariano Nicosia, para quien no pudo ser posible comprobar que la habitación en donde la Brigada de Investigaciones lo capturó el 17 de julio de 2013 era donde el acusado vivía. Incluso también se lo absolvió de culpa y cargo del delito de encubrimiento del que también se lo acusaba al ser un arma que se presumía había sido robada a una mujer policía.
Se comprobó que el arma tenía una numeración de serie que no había sido denunciada por la víctima en 2011, cuando ocurrió el hecho.
De esa manera nunca se pudo comprobar fehacientemente si el arma encontrada en la habitación de la vivienda de Jorge "Esculapio" Velázquez, en la que según la investigación estaba "parando" Gallardo, era de la policía.
"El Trompa" Gallardo recibió el asesoramiento durante el debate del defensor oficial Ariel Quiroga, quien en su alegato había pedido la absolución, fundamentos que fueron compartidos por el juez en el veredicto.
Mientras tanto, el fiscal Héctor Iturrioz ayer adelantó a El Patagónico que impugnará la sentencia de Nicosia porque considera que está probado que en el lugar donde allanó la Brigada, con una orden de la jueza federal Eva Parcio, era donde residía Gallardo.

"EMPASTILLADO"
Según el fiscal, si esto no fuese cierto se consideraría que la Justicia federal otorga allanamientos sin fundamentos, cuestión que para el fiscal no es tal, sino todo lo contrario.
Hay que recordar que en juicio se escuchó el testimonio de Jorge Luis "Esculapio" Velázquez –para la Fiscalía la versión fue distinta a la que le había dado años atrás, amparándose el imputado en que entonces estaba "empastillado"-, quien comentó que un hombre con el que se drogaba se había olvidado la pistola debajo de la almohada en esa habitación de su casa donde le había dicho que se "tire" a dormir.
En su declaración, Velázquez dijo que él utilizaba las dos habitaciones y que Gallardo solo había ido a tomar mate. Para la Fiscalía, en cambio, había quedado claro que a Gallardo, Velázquez le había ofrecido albergue en una de esas habitaciones de la vivienda del Ceferino. Una casa que, según "Esculapio" en su declaración, era un "aguantadero" por ese entonces cuando estaba separado.
Gallardo –a quien el fiscal pretendía sumarle tres años de prisión- ahora volverá a la Unidad 6 de Rawson en donde cumple la pena de cuatro años de prisión dictada por el fuero federal.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico