"Abuelita, vení, están todos muertos: Daniel mató a mi mamá"

La pesadilla de Bautista, el niño de 8 años que sobrevivió al triple crimen de Mendoza.

El niño despertó y lo vio todo: el padre de su hermanita había asesinado a tres mujeres: su madre, su tía abuela y su bisabuela. Además, había herido a sus hermanos Lucas, de 11 años, y Mía, de 10 meses, que esta mañana permanecían internados.

Bautista tiene apenas ocho años de edad y es el único testigo del triple crimen de Godoy Cruz, Mendoza, el caso que tomó estado público durante la mañana de este domingo y no tardó en conmocionar al resto del país.

Apenas vislumbró la terrorífica escena, el niño alzó a su perro Coco y se dirigió al garaje. Abrió el baúl de un auto familiar y permaneció escondido durante una hora junto al can. Desde ahí llamó por celular a su abuela Mirta.

"Abuelita, vení, están todos muertos: el Daniel mató a mi mamá", anunció Bautista. A las 8.30, la señora se comunicó con el 911 para informar lo que había ocurrido. Pronto, móviles policiales y ambulancias comenzaban a llegar al barrio Trapiche.

Se sabe que el asesino persiguió al niño por la casa para atacarlo, pero finalmente no puedo encontrarlo. Antes de huir, Zalazar dejó el gas abierto junto a una vela encendida.

De acuerdo con la investigación, el hombre fue al domicilio de su ex pareja para discutir por la paternidad la beba. La coordinadora del Ministerio Público Fiscal de Mendoza, María Teresa Day, manifestó esta mañana que la tragedia se inició con una discusión entre los padres por la filiación de la niña.

Las víctimas fueron identificadas como su Claudia Lorena Arias, ex pareja de Zalazar; Marta Susana Ortiz, tía de la joven; y Silda Vicenta Díaz, abuela de Arias.

Además, el instructor hirió gravemente a su hija que logró ser reanimada por los médicos y quedó internada en el hospital pediátrico Humberto Notti junto a su hermano de 11 años, quien fue intervenido quirúrgicamente, porque presentaba una herida de arma blanca en el tórax y rastros de perdigones.

Ambos menores se encuentran internados en "estado grave", de acuerdo con lo que informó el director del hospital pediátrico, Raúl Rufeil.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico