Aceptaron la reparación de ella, pero a él lo imputaron por tentativa de hurto

La pareja detenida en la sucursal centro de La Anónima cuando intentaba salir del supermercado con más 1.200 pesos en mercadería sin pagar, fue sometida ayer al correspondiente control de detención. La mujer ofreció una reparación económica que fue aceptada por la Fiscalía, no así el hombre. A este se le imputó el delito de tentativa de hurto porque tiene antecedentes computables.

La audiencia fue presidida por la juez Gladys Olavarría, mientras que el Ministerio Público Fiscal fue representado por la funcionaria Fabiola López. Los imputados, Brenda Jahnsen (33) y Gabriel Alejandro Beltrán (36) fueron asistidos por el abogado particular Alejandro Fuentes.
El caso ocurrió el miércoles a las 17:35 cuando los dos imputados, sin ejercer fuerza sobre las cosas, ni violencia sobre las personas, se hicieron de distintos alimentos –principalmente cortes de carne por un valor de más de 1.200 pesos- que trataron evitar pagar, pero fueron detenidos por personal de seguridad del supermercado.
El delito fue calificado como "hurto en grado de tentativa", en calidad de coautores para Jahnsen y Beltrán.
En la audiencia la funcionaria solicitó que se declare legal la detención de ambos y que se otorgue el plazo de seis meses para culminar con la investigación y ninguna medida de coerción para ellos.
Mientras, el defensor solicitó que se declare ilegal la detención de sus defendidos ya que no hubo orden judicial para ello, no se puso en conocimiento al Ministerio Público Fiscal ni a la Judicatura. También se opuso a la apertura de investigación preparatoria para Beltrán ya que no hay delito. Las cosas las llevaba Jahnsen en sus pertenencias, argumentó.
El defensor se refirió a la insignificancia del caso investigado y adujo que se recuperaron todos los elementos. Respecto de la imputada Jahnsen postuló una reparación económica, ofreciendo una suma de dinero en favor del supermercado, la cual fue aceptada por la funcionaria de fiscalía, pero rechazó una reparación por parte de Beltrán ya que tiene una suspensión de juicio a prueba y dos condenas de cumplimiento efectivo, aseguró.
Tras escuchar a las partes la juez resolvió declarar legal la detención de ambos imputados y dispuso la apertura de la investigación preparatoria por el término de seis meses para ambos sobre la base al hecho y la calificación legal esgrimida por la Fiscalía. Además, homologó el acuerdo reparatorio ofrecido por la imputada Jahnsen, imponiéndole el pago de una suma de dinero en favor del damnificado y no se expidió respecto a la procedencia del instituto sobre Beltrán, luego de lo cual ordenó la libertad de ambos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico