Aclaran que en Uruguay los tours cannábicos son ilegales

Hace poco un reconocido medio de Buenos Aires publicó una nota sobre las actividades de "catas" y tours de marihuana, que se están llevando a cabo en Uruguay con la finalidad de atraer a ciudadanos extranjeros que hacen turismo. Olivera señaló que se trata de una situación que "preocupa" y sobre la que el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca) "está trabajando".
Una de las funciones del Ircca "tiene que ver con el monitoreo del desarrollo de las tres vías principales de acceso al cannabis, una de ellas los clubes cannábicos" y una vez que comienza a funcionar, se desarrolla una tarea de contralor y fiscalización sobre su actividad.
Olivera señaló que actualmente hay 32 clubes cannábicos habilitados y otras decenas se encuentran en trámite para su funcionamiento.
En el informe periodístico que pregonaba los tours cannábicos, se mostraba la actividad que desarrolla Alexander "Sasha" Hauptmann, un austríaco residente en Buenos Aires que instaló un club social cannábico en el balneario La Caracola, llamado "José Ignacio Social Club". Hauptmann dijo que "acá no se compra ni se vende marihuana: se convida. Se catan como en una degustación de vinos, algunas de las 27 variedades genéticas de cannabis que se cultivan". Olivera indicó que "no existe la posibilidad de que se realicen estas actividades, que en definitiva hacen algo que la ley prohíbe explícitamente, que es la promoción" del consumo de marihuana.
"Es un marco regulatorio que desde todo punto de vista evita promover el consumo; sus objetivos tienen que ver con la salud a través de la reducción de riesgos y daños asociados al consumo, al control de la seguridad sanitaria en la producción", sentenció.
Por lo tanto, "lo que podría ser la promoción de un tour de estas características está prohibido por la ley y sobre eso está trabajando el Ircca junto con otras instituciones para mantener un control y eventualmente aplicar las funciones sancionatorias", explicó Olivera.
La función de los clubes cannábicos "está restringida exclusivamente a sus socios", que pueden tener un máximo de integrantes de 45 personas y "la principal función de los clubes es mantener un cultivo de hasta 99 plantas y ofrecer a sus asociados hasta un máximo de 480 gramos por año", aclaró.
Por último fue tajante al precisar que "las vías de acceso se restringen a uruguayos o residentes en Uruguay", lo que significa que "cualquier actividad dirigida a personas extranjeras o visitantes de nuestro país no tiene lugar".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico