Acusan al juez Reynoso de recibir un campo para liberar a un narco

Reynoso, quien debía presentarse ayer a declarar, faltó a la audiencia prevista y, en su lugar, envió un fax en el que planteó la recusación del juez que lo investiga, su par federal de Salta, Julio Leonardo Bavio.

La Justicia Federal de Salta investiga si el juez de Orán, Raúl Reynoso, acusado de cobrar coimas para favorecer a narcos, recibió un campo de 700 hectáreas a cambio de liberar a uno de ellos y luego inscribió esa propiedad a nombre de la hermana de un empleado de su juzgado, ambos detenidos en las últimas horas de ayer.
Reynoso, quien debía presentarse ayer a declarar como imputado bajo sospechas de haber recibido otras dádivas de narcos, faltó a la audiencia prevista y, en su lugar, envió un fax en el que planteó la recusación del juez que lo investiga, su par federal de Salta, Julio Leonardo Bavio.
Fuentes judiciales informaron que en los últimos días se sumó una nueva acusación contra el juez de Orán, en el marco de la cual un empleado de su juzgado y la hermana de éste fueron detenidos ayer acusados de integrar la asociación ilícita con el fin de cobrar coimas para favorecer a narcos, presuntamente liderada por el magistrado.
Según los voceros, los nuevos detenidos son un empleado del juzgado de Reynoso, llamado César Aparicio, y su hermana Rosalía Candelaria Aparicio, cuyos domicilios fueron allanados por orden del juez Bavio, a pedido del fiscal federal 2 de Salta, Eduardo Villaba, y su par a cargo de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), Diego Iglesias.
Los representantes del Ministerio Público creen que los hermanos participaron activamente de la red que "a cambio de dádivas y/o dinero" beneficiaba a implicados en causas por infracción a la ley de drogas.
En concreto, según la orden del juez, Rosana Rivas Vázquez, ex pareja del abogado René Gómez, uno de los detenidos en la causa, declaró que un hombre identificado como Pablo Vera era cliente de su esposo y tras estar detenido por su vinculación con el secuestro de una tonelada de cocaína en 2011, fue sobreseído y liberado.

"NO HAY CASUALIDADES"
La mujer declaró que dos meses después de ser beneficiado, Vera le transfirió a su nombre "una finca en el departamento de Rivadavia, de 700 hectáreas", y que su esposo le aclaró siempre que "esa propiedad no era de ellos, sino de Raúl Reynoso".
También dijo que luego esa finca su marido la vendió y que en la transacción estuvo el chofer del juez, presuntamente para llevarle la escritura al magistrado.
Se trata de la "Finca Mollinedo" o "Puesto Mollinedo" que fue sucesivamente transferida en diversas operaciones que, según los pesquisas, fueron para ocultar que en realidad un narco liberado la había dado como coima a Reynoso y en julio de 2014, según una cédula catastral, terminó a nombre de Rosalía Aparicio.
Villaba e Iglesias concluyeron que, "de no tratarse de la maniobra de cohecho descripta, resultaría una suma de casualidades inexplicables la circunstancia de que el inmueble de propiedad de un imputado de narcotráfico en una causa que tramita ante el Juzgado Federal de Orán termine ingresando al patrimonio de la hermana de un empleado de dicho juzgado, la que cohabitaría con éste", según informó la página Fiscales.
"A lo que, de seguir creyendo en las casualidades, habría que agregarle que ese mismo inmueble, previamente, estuvo anotado a nombre de la ex pareja del defensor de aquel imputado", explicaron.
Reynoso, quien no está detenido porque sus fueros lo protegen, no se presentó ayer a la indagatoria y recusó al juez que los investiga vía fax.
Ahora, Bavio deberá realizar un informe, donde se analizarán los motivos de esta recusación, y la Cámara Federal de Salta deberá decidir si hace lugar o no al pedido de Reynoso.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico