Adaptarse al nuevo escenario

El geólogo Alejandro López Angriman es el responsable del área de exploración de Pan American Energy, quien presentó los principales aspectos que la operadora de Cerro Dragón tiene en cuenta en estos tiempos. "La industria se acostumbró a un precio de más de 100 dólares", arrancó sin vueltas.
"A partir de 2014 y 2015 hay un declive muy abrupto del precio del petróleo. Como la producción de Chubut no tiene capacidad de refinación en argentina, no hay refinadoras para tratar el Escalante, por lo cual un tercio de la producción tiene que ser exportada", indicó el su conferencia ante los geólogos.
La explicación de López Angriman es que el precio del petróleo Escalante sin estímulo es de 24 dólares por barril, que con los 10 dólares aportados como subsidio para la exportación alcanza un precio de 34 dólares que es más cercano al límite de referencia para continuar con las actividades rentables -que es de 36 dólares-.
En ese marco, el geólogo de PAE destacó el valor del precio interno, denominado "barril criollo", que tiene un precio de 54,90 dólares y, por lo tanto, bastante lejos del precio internacional actual que ronda los 48 dólares. A principios de este año, el precio del crudo internacional, en sus referencias Brent y WTI, tocó un piso de 28 dólares.
Los acuerdos firmados por el gobierno nacional y provincial con las operadoras tienen vigencia hasta el 31 de diciembre de este año, que en concreto aportan los 10 dólares de estímulo por barril de exportación (del 20 al 30 por ciento de la producción de Escalante sale al exterior).
"Estos acuerdos siguen hasta el 31 de diciembre del 2016 y generan una oportunidad para que la industria se repiense como va a transitar en los proyectos que apruebe y acercarse más a los precios internacionales que para este producto están entre los 36 dólares", señaló el responsable de exploración.
"En general hay pocos campos que tienen como costo operativo de 36 dólares por barril, por lo que cualquier inversor pediría cerrar los pozos de menos producción. Es una situación delicada", indicó.
Entre otros aspectos de la compañía, como su producción de 15.800 metros cúbicos por día de petróleo desde 2000 y el crecimiento en las reservas de gas, destacó el fuerte crecimiento en la producción de gas. La cuenca del Golfo San Jorge ya tiene una participación del 14% de la producción nacional de gas natural. La cuenca San Jorge y la Neuquina son las únicas cuencas que reemplazan reservas probadas todos los años.
En el caso del gas, los principales competidores son Bolivia aunque no va a crecer más y los barcos regasificadores de LNG que tienen un valor más costoso que el boca de pozo, que ronda los 5,7 dólares el millón de BTU. Al mismo tiempo, PAE desarrolla sus proyectos de gas con los objetivos que llegan al D-129, donde cuenta con más de 100 pozos perforados -aunque el principal problema sigue siendo la cantidad de CO2 encontrado-.
Las conclusiones de PAE: la abrupta caída del precio del petróleo afectó a la cuenca porque un tercio de la producción de Chubut es for export; los planes de incentivo a la producción, cuando haya bajones por debajo de los 45 dólares, sirven hasta el 31 de diciembre dando aire a la industria para adecuar sus costos; el precio del gas permite a la cuenca desarrollar sus reservas en ese recurso.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico