Adiós a un médico con mayúsculas

El reconocido cirujano generalista, Ricardo Luis Pettinari, falleció ayer en la clínica especializada FLENI, ubicada en Capital Federal, luego de luchar doce años contra un tumor cerebral inoperable. Esposo, padre y abuelo, dedicó su profesión a salvar vidas en el Hospital Regional y en el Sanatorio La Española. Sus restos serán velados mañana para que la comunidad pueda darle el último adiós.

La historia marca que el 7 de mayo de 1947 en la localidad de Bahía Blanca nacía Ricardo Luis Pettinari, hijo de Ricardo José y Regina Lupidi. En el Colegio Nacional de esa ciudad realizó sus estudios primarios y secundarios, donde ya se evidenciaban sus ganas por ayudar a los demás. Este ímpetu lo llevó a cursar la carrera de Medicina en la Universidad Nacional de La Plata, graduándose en 1970 como Médico Generalista.
A mediados de 1974 decidió instalarse en Comodoro Rivadavia para desempeñarse como médico cirujano en el Hospital Regional, donde trabajó como Jefe del Servicio de Cirugía hasta marzo de 2014.
Su trayectoria lo llevó a transitar por la Clínica Santa Isabel y ser parte del Servicio de Cirugía de la Asociación Española, siendo el primer médico especializado en Cirugía Videolaparoscópica con título habilitante en Comodoro Rivadavia.
Los años pasaron y se casó con la abogada María Elena Nieva, con quien tuvo a sus tres hijos: Santiago Luis, Lucía y Ricardo José Pettinari. La vida lo volvió a premiar con el nacimiento de sus dos nietos, María Pía y Gregorio Hernández, Pettinari, quienes sus conocidos destacan que eran su debilidad más grande.

UN LUCHADOR DE LA SALUD
Sus colegas del Sanatorio La Española lo destacan como un luchador. Será por eso que cuando le detectaron un tumor cerebral inoperable, hace doce años, Pettinari decidió realizar tratamientos alternativos para combatir el mal que lo acomplejaba.
Sus tratamientos hicieron que su vida se prolongara mucho más de lo que todos esperaban, pero los últimos años estuvieron marcados por internaciones en el Sanatorio La Española y en el Hospital Regional.
A mediados de noviembre fue la última vez que el referente y maestro en el tratamiento de la Hidatidosis fue visto en Comodoro Rivadavia. Fue internado cuando sintió una recaída mientras se encontraba con su última pareja, Patricia Van Heerden.
Los médicos del nosocomio de la Asociación Española decidieron que era necesario realizar un traslado a la Fundación para la Lucha contra las Enfermedades Neurológicas de la Infancia (Fleni) para que allí lo asistieran especialistas sobre el tema.
A las 2:51 de ayer, a los 69 años, el doctor Ricardo Luis Pettinari dijo adiós, dejando un legado de trabajo, solidaridad y compañerismo que la comunidad recordará con el paso de los años. Fiel a su estilo, peleó contra la muerte hasta el último instante demostrando que para vivir lo único necesario es querer.

EL LEGADO
El Patagónico se comunicó con Santiago Luis Pettinari, quien desde el dolor y la angustia de perder a un ser querido, destacó que "a mi papá lo van a recordar siempre. Era un guerrero que nunca se daba por vencido para ayudar a los demás. A él no le importaba que tuvieras o no plata. Lo único que le importaba era trabajar para la gente. Eso era mi viejo. Era un trabajador de la salud".
Asimismo, el joven destacó que el adiós de su padre es un legado hacia el pueblo que será recordado por muchos años. "La despedida es un adiós colectivo porque dejó de ser mi papá para ser una especie de padre de todos los comodorenses que nos hicieron llegar sus condolencias de diferentes formas", agregó Santiago Luis.
Por otra parte, sus compañeros de Terapia Intensiva del Sanatorio La Española comenzaron a realizarle ayer mismo un humilde homenaje con la creación de un mural de mensajes y fotografías en el hall de la institución.
"Estará abierto para que todos dejen sus mensajes y sus recuerdos con el doctor. Fue la persona más humilde y compañera que nos tocó conocer como parte de esta institución. Su partida marcará un antes y un después en este lugar", señalaron las trabajadoras que recordaban al profesional con la emoción de los recuerdos.
Los restos de Ricardo Luis Pettinari serían trasladados desde Buenos Aires hasta Comodoro Rivadavia en el último vuelo disponible en Aeroparque para que familiares y amigos puedan despedirse.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico