Administradora de una whiskería irá a juicio acusada de facilitar la prostitución

La audiencia preliminar contra la imputada Nora Amaya, responsable de la whiskería Zulú, se realizó ayer en los tribunales penales de Comodoro Rivadavia. La Fiscalía pidió que se eleve la causa a juicio por promover y facilitar la prostitución de tres damas de sala. La juez Gladys Olavarría hizo lugar a la petición, a pesar de la oposición defensiva.

Tras recibir un cúmulo de pruebas documentales y testimoniales, la Justicia ordinaria de Comodoro Rivadavia elevó a juicio oral una causa por promoción y facilitación de la prostitución, contra la propietaria de la concurrida whiskería Zulú.
La funcionaria fiscal Lorena Garate relató en el comienzo de la audiencia que los delitos investigados se produjeron entre el 2 de mayo y el 25 de junio de 2015, entre las 23:30 y las 6, en el interior del local nocturno que funciona sobre calle Ameghino al 800, en el centro de esta ciudad.
La administradora del salón nocturno e imputada, Nora Edith Amaya, habría aprovechado la actividad comercial de "copas" desplegada por al menos diez damas de sala concurrentes al establecimiento y la utilización de dos dormitorios "privados" dentro del recinto comercial habilitado.
Según la acusación fiscal, la mujer posibilitó el ejercicio de la prostitución de al menos tres damas de sala. Asimismo, la imputada en las mismas circunstancias de tiempo, modo y lugar explotó comercialmente el ejercicio de la prostitución ajena del al menos diez personas.
La representante fiscal agregó en su fundamentación que Amaya percibió por anticipado el pago en dinero en efectivo por los servicios sexuales prestados en el interior del salón comercial, obteniendo un porcentaje del valor de los servicios prestados por cada una de las damas.
Por ello, Garate calificó los ilícitos como "facilitación de la prostitución, en concurso ideal con explotación económica de la prostitución, al menos tres hechos en concurso real; en calidad de autora". Pidió elevar la causa a juicio oral en contra de la imputada haciendo mención a la acusación presentada, como así también a toda la prueba documental y testimonial presentada.
Mientras, el defensor Leonardo Puricelli no se opuso a la elevación de la causa a juicio ni a la acusación fiscal. La magistrada, en su resolución, resolvió elevar la causa a juicio oral y aceptó toda la prueba ofrecida.

INVESTIGACION
Durante la audiencia preliminar también se conoció que la investigación surge a partir de un correo electrónico que envió un particular a la Procuraduría de Trata de Personas que dio inicio a una investigación en el juzgado Federal. Luego de efectuadas distintas medidas de investigación, la órbita federal se declaró incompetente y remitió la causa a la justicia ordinaria.
Así se emitió la resolución de competencia efectuada por el juez penal Jorge Odorisio, y la investigación recayó en el área especializada en delitos sexuales del Ministerio Público Fiscal a cargo del fiscal general Martín Cárcamo.
El fiscal Martín Cárcamo y la funcionaria Lorena Garate se encuentran al frente del caso de promoción y facilitación de la prostitución.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico