Admiten que falta educación ambiental en Comodoro

Tras varias semanas de funcionamiento en modo de prueba, la planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos comenzará en los próximos días a procesar cerca del 50% del total de los deshechos que se producen en la ciudad.

Tras varias semanas de funcionamiento en modo de prueba, la planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos comenzará en los próximos días a procesar cerca del 50% del total de los deshechos que se producen en la ciudad, aunque aún los vecinos no están interiorizados completamente en cómo contribuir al nuevo sistema de higiene urbana.
Daniel González, secretario de Ambiente, recordó que el contrato con la prestadora del servicio no incluye la recolección diferencial, con lo que no se contempla la posibilidad de separación y retiro en origen.
En ese contexto, los frentistas que efectúan voluntariamente la discriminación entre los residuos orgánicos y los secos (papel, cartón, plástico) tienen como medio de disposición final para estos últimos residuos los iglúes, cuya cantidad irá aumentando en la ciudad.
No obstante, admitió que hay muchos vecinos que no le dan el uso apropiado a los contenedores. Es que si bien la cantidad de deshechos que se recolectan en los receptáculos denota que ya son insuficientes y el uso está difundido, "adentro hemos encontrado desde perros muertos hasta la clase de basura que les pueda ocurrir. Hay gente que los sabe usar y otros tiran todo", planteó el funcionario, agregando que incluso es frecuente encontrar, junto a los iglúes, las bolsas de residuos domiciliaras que luego no pueden ser retiradas por el camión, de características específicas, que lleva el contenido de los grandes cestos a la planta.
"Va a haber que educar a la gente. En la medida que arranque iremos puliendo porque la intención es que el servicio tenga la mayor excelencia, pero acá no es solo la empresa y cómo preste el servicio, sino cómo responde la gente. Todavía hay mucha ignorancia en lo que implica el reciclado o la separación, por eso necesitamos mejorar la capacidad de educación ambiental" admitió González, recordando que el área de Educación Ambiental depende de su esfera, y que junto a la empresa y la subsecretaría de Medios deberán trabajar en incentivar la campaña marco.
En cuanto a la planta de tratamiento, especificó que inicialmente solo comprimirá residuos, para incorporar luego el trabajo de separación en cinta, dado que si bien todo el complejo está en condiciones de trabajar con el sistema completo, el uso será paulatino para optimizar las operaciones.
"En unos días iniciará el tratamiento del 50% de todos los residuos producidos, comprimiendo el rechazo, y después iremos avanzando. Estamos aprendiendo sobre la marcha porque no hay dos plantas iguales en el país, cada una tiene sus particularidades y estamos conociendo la nuestra", planteó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico