Admitieron que pedían coimas pero negaron uso de armas, robo y extorsión

En la primera jornada de juicio que tiene como imputados a los inspectores Mauro Cárdenas y Facundo Garbarino, Fiscalía presentó acusación por robo agravado por uso de armas. Aunque los funcionarios aceptaron su responsabilidad en el pedido de coimas, rechazaron las calificaciones. El juicio continúa el miércoles.

Esta mañana alrededor de las ocho comenzó el juicio contra Mauro Cárdenas y Facundo Garbarino, los inspectores de Comodoro Rivadavia acusados de robar conductores a punta de picana. En el alegato de inicio desde el Ministerio Público Fiscal, la doctora Camila Banfi y el funcionario de Fiscalía Cristian Olazabal indicaron que a lo largo del juicio intentarán probar la responsabilidad de los inspectores en un raid con dos hechos delictivos.

"Un primer hecho a las 4 de la mañana, con una extorsión a un conductor en el barrio Argimiro Moure y un segundo hecho que incluyó la utilización de una picana y bastones extensibles contra un segundo damnificado que incluso fue trasladado a un banco. Por eso se solicitó que se los declare culpables de robo agravado por el uso de arma", relató la funcionaria de Fiscalía en diálogo con El Patagónico.

Los testimonios de la jornada de hoy que se extendió hasta las 13 horas fueron de relevancia dado que tuvieron oportunidad de tomar la palabra los dos imputados, las víctimas, los testigos del robo que encontraron a la víctima en un cajero y cuatro policías que actuaron en los operativos. Estaba prevista la proyección de una rueda de reconocimiento de un testigo del primer hecho pero no fue posible debido a problemas de audio, y se estima que esto se podrá concretar el miércoles cuando se retome el juicio.

Presidió la audiencia del día de hoy la jueza penal Gladys Olavarría, Mariel Suárez y Daniela Arcuri, como vocal. La defensa de Garbarino, estuvo representada por Francisco Miguel Romero y el doctor Alejandro Fuentes representó a Cárdenas.

El miércoles cuando se retome el juicio se estima que podrán declarar siete testigos más, de un número de 30 testigos que se presentarán a lo largo de todo el proceso.

"SIMPLEMENTE PEDI COIMAS"

En cuanto al testimonio de los inspectores, según pudo averiguar El Patagónico ambos aceptaron los hechos aunque sus defensores cuestionan las calificaciones que se pretende probar en su contra. Cárdenas, por su parte reconoció que "simplemente había pedido una coima" y negó rotundamente el uso arma. Testimonio que difiere por completo de lo detallado por los testigos.

Mientras, Garbarino por su parte además de reconocer el hecho no dejó lugar a dudas sobre la presencia de su compañero en el lugar de los hechos. Las primeras versiones de los actos delictivos lo ubicaban a Cárdenas fuera de la escena sin embargo, su propio compañero lo comprometió con su testimonio.

El próximo 24 en audiencia, además habrá oportunidad de observar los videos del centro de monitoreo que ubican al vehículo de los inspectores fuera del cajero antes de ser capturados por la policías. Cabe señalar, que fue ese registro después de un llamado al Comando Radioeléctrico lo que permitió hallarlos en flagrancia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico