Advierten que el costo de vida podría trepar al 54% este año

En este marco, la importancia de la expectativa inflacionaria prevista de cara a 2016 adquiere singular valor porque todo se pone en juego en esta discusión, después de una devaluación de entre 33 y 35%.

En pocos días, el gobierno de Mauricio Macri comenzará a remitir las invitaciones para convocar a dirigentes empresarios y sindicalistas al denominado "diálogo social" que, según adelantó el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, comenzará a ponerse en marcha a mediados de enero.
En este marco, la importancia de la expectativa inflacionaria prevista de cara a 2016 adquiere singular valor porque todo lo que se pone en juego en esta discusión, después de una devaluación de entre 33 y 35% y los aumentos de precios que se sucedieron en los productos de la canasta básica tras la eliminación de las retenciones, es el equilibrio en la participación del ingreso de los asalariados en la economía.
De acuerdo a un sondeo que realizó el diario Tiempo Argentino entre nueve expertos, el costo de vida aumentará este año entre el 30 y el 54,8 por ciento.
Entre los economistas, uno de los más optimista, Daniel Artana, hombre de FIEL, la consultora que acompañó las políticas neoliberales del ex presidente Carlos Menem, estimó que la inflación de este año rondará el 33 por ciento. Artana le dijo al diario La Nación que el dólar aumentará unos $3 y se ubicará entre $16 y $17 al finalizar diciembre porque "las empresas deben remitir utilidades al exterior y las cerealeras no van a liquidar divisas durante todo el año".
Con criterios de análisis coincidentes pero con conclusiones diametralmente opuestas, el ex director del Banco Central, Arnaldo Bocco pronostica un escenario de alto voltaje inflacionario que oscila entre el 41,9 y el 54,8 por ciento.
En este sentido, Bocco cree que los precios estarán muy influidos por la eliminación de los subsidios a los servicios públicos y la quita de las retenciones al trigo y al maíz. Cuando le toca explicar cómo podría evolucionar el aumento del costo de vida, Bocco define tres escenarios posibles. En primer lugar, estima que sí el dólar se posiciona en la franja de los $14,92 por unidad, la inflación rondará el 41,9% mientras que en el caso de que la divisa suba a $15,80 los precios acelerarían el alza hasta alcanzar el 49,2 por ciento. Por último, el economista heterodoxo cree que el costo de vida escalaría el 54,8% en 2016 si el dólar llega a los $16,50.

ESCENARIO DE ESTA INFLACION

La economista del Frente para la Victoria (FPV), Fernanda Vallejos pronostica que "tras la devaluación (con su consabido efecto repase) y la eliminación de retenciones que equiparó precios domésticos e internacionales a lo que hay que sumar la elevación de tasas con su consecuente encarecimiento del crédito, la inflación de 2016 no bajará de 38-40 por ciento.
Por su parte, Bein y Asociados, la consultora que está a cargo de Miguel Bein, pronosticó a fines de noviembre del año pasado una inflación en torno del 40% pero después cuando el dólar se terminó posicionando a un escalón más abajo moderó la previsión al 36 por ciento. "Construimos un primer escenario para 2016, con un dólar a $13,8 a fines de diciembre de 2015 y un tipo de cambio promedio de $14,8 para todo 2016, paritarias en torno al 28% (lo cual requiere un fuerte manejo de la política) y un aumento de la tarifa eléctrica en torno a 350 por ciento. Si esto ocurre la economía en 2016 la economía caería en torno al 2%, con un consumo que lo hace algo más rápido y una tasa de inflación promedio en torno al 40% (34% en la punta), producto de la incorporación del cambio en los precios relativos", explica de forma minuciosa en su informe mensual el Estudio Bein & Asociados. El economista imagina entonces para este año un escenario de caída del PBI con alta inflación (conocido en la jerga como estanflación).

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico