Afirman que el consumo se contrajo en el último semestre

Asimismo, la consultora informó que 69% de la gente está preocupada por su poder adquisitivo y 64% expresa inquietud por sus posibilidades de consumo.

El consumo cayó en los últimos tres meses en diversos sectores debido al aumento de precios y tarifas y el 74% de la gente dice haber recortado gastos para llegar a fin de mes, pero en la segunda mitad del año repuntará, afirmó ayer Guillermo Oliveto, titular de la Consultora W.
"Hubo un fuerte recorte en los gastos, el 74% dice haber recortado gastos; esto se debe a la histórica situación de sueldos viejos precios nuevos que se vive todos los años desde 2012", afirmó Oliveto en Radio Mitre.
Asimismo, dijo que 69% de la gente está preocupada por su poder adquisitivo y 64% expresa inquietud por sus posibilidades de consumo.
En ese sentido, detalló que la caída en alimentos en el primer trimestre cayó 6% en el caso de la de carne y 3% en general, la gastronomía cayó 20%, los despachos de cemento 8% y los bienes durables como electrodomésticos, tecnología, indumentaria y shopping cayeron entre 8 y 10%.
Dijo que las principales preocupaciones que manifiesta la gente son la relación precio/salario, que no les alcanza la plata para llegar a fin de mes 38%; el rumbo del país 20%; la corrupción 16%; la inseguridad 15%; y en el último lugar el empleo.
"Son contracciones fuertes y negarlas sería tener un análisis no correcto de lo que está pasando en este primer trimestre del año", observó Oliveto pero advirtió que "sería un error pensar que todo 2016 va a ser así; el segundo semestre va a ser distinto, va a haber aumento de salarios, aguinaldo y se supone que no habrá más aumento de tarifas. Si se conjuga todo eso debería haber una situación mejor del poder adquisitivo".
"La plata nueva en la calle va a generar un clima distinto al que hubo en esta parte del año y la inflación no va a ser 7 por ciento ni siquiera en mayo, la excepción de la suba de tarifas y la devaluación es más una cuestión de la Argentina reciente que de la Argentina que se viene".
Aseguró que en el segundo semestre "va a haber un bolsillo más oxigenado y esto se va a volcar a pagar deudas, ordenar cuentas y al consumo. Esta es una sociedad que tiene ganas de seguir consumiendo y hoy lo hace con todos los anabólicos que tiene a mano, descuentos, promociones cupones, el hotsale la semana pasada explotó, eso demuestra que hay un consumo latente que sale cuando ve que vale la pena".
De hecho, describió que sólo 12% de los encuestados ve hoy la situación económica positiva pero 63% cree que va a estar mejor de acá a un año; el 64% apoya las medidas económicas porque las considera necesarias y la aprobación del gobierno asciende a 62%.
"Esto se condice con el altísimo nivel de expectativa de mejoras a futuro, a corto plazo, de acá a un año. La metáfora del puente que instaló el presidente me parece sólida, válida, el punto es que el puente no quede largo, que la expectativa se empiece a concretar", concluyó.

DISTORSIONES COMERCIALES
Por su parte, el director ejecutivo de Economías Regionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Pablo Vernengo, se refirió al aumento de precios en productos alimenticios y en ese contexto, advirtió sobre los abusos y la especulación en la cadena de comercialización.
"Hay distorsiones en distintos puntos de la cadena de comercialización", lanzó Vernengo en declaraciones al programa "Levantado de 10" que se emite por Radio 10. En ese sentido, responsabilizó a "los formadores de precios".
Asimismo, dijo que la especulación y los abusos existen y que generan un cóctel que distorsiona los precios. "El litro de leche un productor lo cobra $2,3 y a la góndola llega a $15", detalló al tiempo que agregó: "Deberían tomarse medidas para hacer un control y ver lo que está pasando"
Sin embargo, indicó que los problemas climáticos como los que hubo en la provincia de Santa Fe también producen efectos especulativos. "Mucho influye el tipo de producción que tenemos, que están distantes de los mercados concentrados y por la logística y los fletes abre la brecha entre lo que se paga al productor y lo que los consumidores pagan en góndola", concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico