Afirman que la inflación mensual bajará en junio y se ubicará por debajo del 1%

Las previsiones sobre la posibilidad de un proceso desinflacionario se fundamentan en que a fines de mayo de 2017 la base monetaria medida en términos reales es similar al período comprendido entre abril y noviembre de 2016.

La inflación mensual bajará en junio y se ubicará por debajo de 1% debido a que el Banco Central (BCRA) y su política monetaria "han vuelto por el camino que se necesita", remarcó la consultora Economía y Regiones, que agregó que para alcanzar dicha meta la entidad debe "seguir con la política monetaria contractiva".
Según el diagnóstico de Economía y Regiones, el BCRA "ha vuelto por el camino que se necesita para bajar la inflación y continuar con el proceso desinflacionario", lo que permitirá que la inflación mensual de junio se ubique por debajo de 1% y que "haya chances de acercarse o incluso cumplir la meta de inflación".
A su vez, agregó que con política monetaria contractiva el BCRA había bajado la inflación a un tercio promedio mensual cuando se compara el primer semestre de 2016, en el que alcanzó 4,2% con el segundo, que anotó 1,7%.
La base monetaria nominal cayó desde $623.890 millones hasta los $572.568 millones entre diciembre de 2015 y abril de 2016, lo que representa una caída nominal acumulada de 8.2%, luego la cantidad de dinero se mantuvo prácticamente fija (+0,6%) en términos reales hasta noviembre, propiciando una baja de la inflación hasta +1,2% (diciembre de 2016) y +1,3% (enero de 2017).
La consultora señaló que "el BCRA relajó la política monetaria más de la cuenta y antes de los necesario y la inflación volvió a acelerarse entre febrero y abril de este año, dificultando y poniendo en riesgo el cumplimiento de la meta".
Esto se debe a que la entidad emitió por encima de lo esperado y expandió la cantidad de dinero en términos reales sobre finales de 2016 y comienzos de 2017, período en que la expansión nominal de la base monetaria (22,8%) superó holgadamente la inflación (12,2%).
No obstante, "si el BCRA corrige su accionar, vuelve sobre sus pasos y endurece la política monetaria, los costos se pueden minimizar y la inflación re encauzarse", puntualizó Economía y Regiones.
Las previsiones de la consultora de la posibilidad de un proceso desinflacionario se fundamentan en que a fines de mayo de 2017 la base monetaria medida en términos reales es similar al período comprendido entre abril y noviembre de 2016, en el cual la inflación cayó de más del 4% a casi el 1% mensual.
Economía y Regiones precisó que "si el BCRA dejara la base monetaria “clavada” en términos reales durante los próximos meses y con el repunte (tibio) del nivel de actividad aumenta la demanda de dinero, la inflación mensual podría caer en torno al +0,8%/+0,9% en la segunda parte del año con lo cual la inflación rondaría +18,5% interanual en diciembre de este año".
No obstante, si el "apretón monetario" y/o el incremento de la demanda de dinero fueran mayores, la inflación podría ser algo menor acercándose aún más hacia la meta, remarcó la consultora y destacó que "la evolución de la política monetaria contractiva debe ser monitoreada día tras día y semana tras semana".
La consultora advirtió que la entidad enfrenta tres fuerzas "que juegan en sentido contrario de la política monetaria contractiva", tales como las renovaciones de Lebacs, el financiamiento al Tesoro y el comparar los dólares de las emisiones de la deuda pública nacional emitida en moneda dura.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico