Aflora petróleo y agua en una vivienda del Roque González

A partir del temporal comenzó a brotar petróleo y también agua en el patio de una casa ubicada a pocos metros de la avenida Polonia y del camino Roque González. El terreno quedó inaccesible y el damnificado radicó la denuncia en la subsecretaría municipal de Medio Ambiente. Resta que YPF concurra al lugar para evaluar la contingencia. El caso se suma al de una vivienda de la extensión del Máximo Abásolo donde se registró el mismo problema.

Hace más de tres años que Sergio Saldivia y su joven familia residen en el loteo privado denominado Los Tres Pinos-Roque González, que se encuentra a escasos metros del mencionado camino –clausurado luego del temporal- que une los barrios San Cayetano y Saavedra.
Desde el año 2000 que muchos habitantes levantaron sus casas en el sector, a menos de 100 metros de la locación petrolera "CH 947".
Lo llamativo de ese loteo cercano al pozo de la empresa YPF es que todos los residentes tienen título de propiedad. La habilitación de la urbanización fue supervisada por un agrimensor que tenía conocimiento de la presencia del pozo petrolero.
Respecto al derrame, Saldivia contó a El Patagónico que después de la primera lluvia intensa "se empezaron a levantar las napas y a aflorar petróleo". Primero, "se hizo como una greda y después comenzó a salir petróleo y agua que no pertenece a la línea nueva ni vieja de la red", describió.
Mientras el agua potable estuvo cortada por más de una semana como consecuencia del temporal "seguía aflorando petróleo y agua incansablemente", subrayó el dueño de casa.
El damnificado agregó que la pérdida de agua recorre numerosas cuadras y llegó hasta la extensión del Máximo Abásolo. Por esa razón, ayer había máquinas viales trabajando para derivar ese cauce que desciende del cerro donde se encuentra el camino Roque González.
Según Saldivia el agua pasa por debajo de su terreno. "Puede ser una cañería vieja o nueva pero la cooperativa no se quiso hacer cargo de ninguna forma. Ni mirar la cañería vieja que era perteneciente a YPF ni la nueva porque dicen que ellos no pueden meter mano en eso", afirmó.

YPF NO SE PRESENTO

El damnificado aseguró: "hemos llamado a la cooperativa, han venido los jefes y dijeron: ´no queremos arreglarla´". Ante la situación de contaminación, el dueño de la vivienda denunció el incidente ante la subsecretaría municipal de Medio Ambiente, quien labró un acta y "van a notificar a YPF que hay una pérdida por un caño inyector que tienen adentro del barrio y está a 100 metros".
El damnificado no sabe en qué condiciones se encuentra ese pozo petrolero, si está acto o abandonado. Sin embargo, Saldivia presume: "al ser inyector está fluyendo agua por intermedio del caño que tendría que estar vacío".
El derrame "me afectó muy mal porque me no puedo entrar el auto, es todo greda y si metes algo se encaja directamente. Es peligroso para caminar y es tóxico porque es contaminación ambiental. Está brotando por la tierra y va a matar a todos los árboles", los cuales estaban regados por el líquido amarillento.
La cartera de Medio Ambiente el viernes "iba a notificarle a YPF para que viniera a hacer los exámenes pertinentes de la sustancia que está saliendo a través de la tierra si llega a ser hidrocarburo, y del agua para ver si es de manantial o contaminada".
Para Saldivia la cañería que atraviesa su lote tiene que ser sacada o anularla. Después la operadora tendría que "arreglar el patio porque es impenetrable la entrada. Parece que la misma temperatura y presión de las napas rompieron el caño por debajo", analizó el denunciante.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico