Agrupación petrolera niega "aprietes" contra militantes del Partido Obrero

La Agrupación Petroleros en Lucha de Santa Cruz que lidera Juan "Toja" Carbajal, negó enérgicamente las acusaciones de militantes del Partido Obrero de Caleta Olivia que argumentaron que en la noche del lunes, cuando se hallaban colocando afiches en una zona del barrio 17 de Octubre de esta ciudad, fueron víctimas de fuertes "aprietes" por parte de individuos que se identificaban con chalecos del grupo petrolero.

Caleta Olivia (agencia)

Los referentes de la fuerza sindical, entre ellos Vanesa Constancio y Thiago Monti, denunciaron al día siguiente el supuesto incidente en una rueda de prensa, indicando que el caso ocurrió alrededor de las 22:30 en el área del inconcluso puente de la avenida de Circunvalación.
Dijeron que ellos estaban colocando afiches "para difundir la lucha que llevamos adelante en defensa de los 380 trabajadores gráficos despedidos del grupo Clarín" cuando "repentinamente apareció un grupo de hombres que llevaban chalecos de la agrupación petrolera de ´Toja´ Carbajal".
Constancio aseguró que "en actitud de matones y con varas de hierro, dijeron que ese lugar era de ellos y exigieron a nuestros compañeros que se retiraran", por lo cual se repudiaba "todo hecho de violencia llevado adelante por las patotas sindicales".
Al mismo tiempo, resaltó que "nuestra organización ya tiene un compañero asesinado por una patota sindical», en clara alusión a Mariano Ferreyra, muerto el 20 de octubre de 2010 tras ser atacado por la dirigencia ferroviaria de Buenos Aires.
Por su parte, el dirigente juvenil Monti detalló que eran cuatro hombres con chalecos de la Agrupación Petroleros en Lucha los que bajaron de un auto color bordó, quienes en principio los presionaron y luego "no nos querían dejar ir hasta que le dijéramos quién nos había mandado».
Dijo que «después de un rato nos dejaron ir, pero nos advirtieron que si volvemos a ese sector vendrían a nuestro local», agregó.

"FALSAS Y SIN PRUEBAS"
La réplica de la citada agrupación petrolera no se hizo esperar y a través de un comunicado de prensa emitido ayer -con la firma de Carbajal- negó rotundamente las acusaciones del Partido Obrero.
"Son falsas, sin pruebas y sin fundamentos que sustenten los hechos, lo cual echa por tierra el burdo intento de Omar Latini (el dirigente político que no se hallaba en Caleta Olivia) y de sus seguidores para ensuciar el nombre de la agrupación", afirma.
Al mismo tiempo se remarca que "consideramos inadmisibles los argumentos esgrimidos", ya que "ningún miembro de esta agrupación ha salido a intimidar a militantes del Partido Obrero", por lo cual las acusaciones "pertenecen al mundo de lo incomprobable, de lo meramente subjetivo y por demás ficticio".
Para refrendar sus dichos alegan que "el único ´testigo´ de los supuestos hechos no reconoció el vehículo, no reconoció a sus ocupantes, no reconoció la patente. En suma, no pudo visualizar absolutamente nada, pero según él pudo ver un pequeño logo identificatorio con inscripciones de nuestra agrupación en uno o dos chalecos que llevaban personas que supuestamente serían de nuestra agrupación".
En otro pasaje del comunicado, la agrupación petrolera ironiza respecto de la lucha de los integrantes locales del PO ya que "dicen ayudar a los trabajadores, pero jamás los vimos defendiendo a los petroleros, por lo cual rara forma de ayudar tiene este partido político".
Finalmente atribuye "las informaciones inexactas y agraviantes" al hecho de que "estamos en plena campaña interna en el Sindicato Petrolero y nos parece de baja calaña que utilicen una estructura político partidaria para atacarnos mediáticamente y hacerse a la misma vez las víctimas".

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico