Ahora se promete "pirotecnia cero" pero existen resistencias internas

La concejal Adriana Casanovas, del Frente para la Victoria, adelantó ayer que en marzo, cuando arranque el período ordinario de sesiones, presentará un nuevo proyecto de ordenanza por el que se establecerá la prohibición total del uso de pirotecnia en Comodoro Rivadavia. Fue a partir de las críticas que se escucharon públicamente tras los incendios de pastizales en Laprida y otros sectores de esta ciudad para Año Nuevo. Mientras, el concejal de Cambiemos, Pablo Martínez, aseguró que "a título personal" no compartía la idea de avanzar en una prohibición total.

El incendio de pastizales en Laprida, ocurrido el domingo por efectos de la pirotecnia, y las quejas que ayer se escucharon durante todo el día por parte de las organizaciones proteccionistas y ciudadanos comunes, generó ayer una rápida reacción en el Concejo Deliberante, que está en deuda con este tema desde hace años.
La comisión de receso de enero del Concejo Deliberante tomó ayer dos determinaciones importantes. La primera fue, como se había anticipado, prorrogar hasta el 15 de marzo la moratoria municipal que venció el 30 de diciembre y la segunda avanzar en la presentación de una ordenanza de "pirotecnia cero".
La definición para prohibir en la ciudad el uso de los fuegos de artificio fue tomada y confirmada ayer por la concejal Adriana Casanovas del Frente para la Victoria, que adelantó a El Patagónico que, en esta ocasión, la idea "es no quedarse con medias tintas. Lo que voy a presentar y seguramente aprobaremos será pirotecnia cero", explicó.
Casanovas recordó que antes de la sanción de la última ordenanza sobre el tema, que mereció muchas críticas ya que la promesa de prohibir el uso con el que se cerró el año 2015 se convirtió en una mera norma de regulación, ya se había expresado en ese sentido.
"Cuando el Concejo aprobó la última ordenanza, a instancias del concejal José Gaspar, quedó establecido el compromiso de avanzar en algo más efectivo y certero, como es la pirotécnica cero. Ya veníamos trabajando en el tema, pero estábamos en noviembre-diciembre, y no podíamos perjudicar a quienes estaban en regla para vender el producto legalmente", recordó la edil.
La intención de Casanovas es presentar en marzo, apenas arranque el período ordinario de sesiones, una ordenanza por la que "directamente se prohíba el uso de pirotécnica. Estuve conversando con la gente de APADEA (la Asociación de Padres de Autistas) y tengo claro lo que genera la pirotécnica, por eso no hay que dejar zonas grises, hay que ir a fondo y prohibirla", reiteró.
Casanovas aclaró que el proyecto que presentará "no será, necesariamente, el que luego saldrá" pero reiteró que la intención es "comenzar ya el debate, sobre un proyecto serio, para que esta vez no lleguemos a noviembre sin una sanción que avance y resuelva la problemática de fondo", expresó.

FALLAN LOS CONTROLES
La posición de Casanovas ya encontró ayer su resistencia. El concejal de Cambiemos Pablo Martínez aseguró ayer por Radio Del Mar que "a título personal" no compartía la idea de avanzar en una prohibición total.
"Es un tema muy discutible y estoy convencido que no toda la ciudad quiere que la pirotecnia se prohíba. Lo que hay que hacer es extremar los controles y generar conciencia para que el uso de la misma sea responsable", señaló.
El legislador reclamó que el Ejecutivo "lleve adelante los controles" porque consideró que "durante estas fiestas hubo puestos de venta ilegales, que son los que hay que perseguir y prohibir, porque ahí estamos hablando de falta de seguridad", enfatizó.
Cuando se le señaló los reclamos que existen por parte de APADEA y otras organizaciones, Martínez consideró: "lo que hay que hacer es concientizar y buscar una responsabilidad y solidaridad de vecinos. Pero de ninguna manera estoy de acuerdo en prohibir. Lo discutiremos cuando se presente el proyecto", afirmó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico