Ajustado triunfo del "No" a la reforma constitucional en Bolivia

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) publicó los resultados de la consulta ciudadana del domingo al 99,72 por ciento de las actas computadas: la opción No alcanzó el 51,3 por ciento de los votos y el Sí obtuvo el 48,7.

Con una ajustada diferencia del 2,6 por ciento, el No (51,3 por ciento) se impuso sobre el Sí (48,7 por ciento) en el referendo del pasado domingo en el que se rechazó la posibilidad de reformar la Constitución para que pudiera presentarse a competir por un nuevo mandato el presidente Evo Morales, quien al reconocer ayer la derrota dijo que fue "en una batalla, pero no en la guerra" y admitió que pudo "ser un error aceptar" esa propuesta, elaborada por organizaciones sociales afines.
"Excepto este referendo, todos los (demás procesos electorales) hemos derrotado (a los adversarios). Ahora será que hemos perdido una batalla pero no la guerra, pero además de eso, con semejante apoyo de un 50 por ciento, que es el voto duro de este proceso, el voto duro de la revolución democrática y cultural", destacó.
El Tribunal Supremo Electoral (TSE) publicó el martes los resultados de la consulta ciudadana del domingo al 99,72 por ciento de las actas computadas: la opción No alcanzó el 51,3 por ciento de los votos y el Sí obtuvo el 48,7. Los resultados ratificaron con diferencias porcentuales los datos de conteo rápido hechos públicos a las 20:00 del domingo.
El voto de bolivianos radicados en el exterior, prácticamente invirtió el resultado en Bolivia: 51,37 por ciento votó por el Sí y 48,63 por el No.
En Argentina, donde están empadronados 116.568 sólo votó el 25,61 por ciento de los habilitados, aproximadamente un tercio del nivel de participación en las presidenciales de 2014, y el Sí obtuvo el 82 por ciento de los voto válidos y el No el 18.
Los resultados finales oficiales, sin embargo, se darán después del 6 de marzo, cuando se repita la votación en mesas de Santa Cruz, La Paz y Beni.
Los movimientos afines al oficialismo promovieron la reforma constitucional para habilitar a Morales y al vicepresidente Alvaro García Linera para postularse una vez más a la presidencia y vicepresidencia, respectivamente en el 2019. El gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS) viabilizó la propuesta en el Legislativo con su mayoría de más de los dos tercios de sus bancas en ambas cámaras.
"Puede ser un error aceptarlo, pero soy disciplinado socialmente, sindicalmente, porque vengo de ese sector, perdimos una batalla", reconoció como principio de autocrítica, aunque insistió en que "no estamos derrotados, repito nuevamente, será una pequeña batalla...pero con los movimientos sociales, el pueblo boliviano, vamos a continuar con la batalla, con la lucha", afirmó.

VICTORIA CIUDADANA
Por su parte, el opositor gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, dijo que el resultado del referendo constitucional ha sido una decisión ciudadana y los políticos de oposición no tienen por qué arrogarse ni "robar" la victoria del No.
"No nos robemos la victoria del pueblo, porque esta es una victoria de la ciudadanía y nuestra misión es ir construyendo estructuras, partidos políticos y nuevas alternativas que requiere el pueblo boliviano", dijo a los periodistas, en el planteo inicial de su estrategia futura.
El líder del opositor partido Demócratas agregó que tanto la oposición como el oficialismo deben hacer "una profunda reflexión" sobre la decisión democrática que se reflejó en las urnas, con una estrecha victoria del No sobre el Sí para no modificar la Constitución y frenar una nueva reelección del presidente Morales.
Costas aseveró que los resultados tienen que generar recomposición y enmiendas a nivel del oficialismo, para que a través de la gestión pueda lograr consensos y conciliar criterios para superar temas pendientes como la consolidación del Pacto Fiscal, entre el Ejecutivo nacional y las gobernaciones, que previamente deben terminar sus procesos autonómicos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico