Al Attiyah: "el nivel de dificultad no baja por no tener desierto"

El dos veces campeón del Dakar y último ganador, el qatarí Nasser Al Attiyah, aseguró que cada año los desafíos en la ruta de este rally son diferentes y le restó importancia al hecho de que la edición 2016, que se correrá en Argentina y Bolivia, no incluya el desierto de Atacama.

"Que no haya desierto este año no marca tanta diferencia con los anteriores, en cuanto a lo que significa el reto de correr un Dakar", dijo el qatarí en diálogo con Télam, a pocas horas de haber aterrizado en Buenos Aires para la prueba, que comenzará el 2 de enero.
En ese sentido, el piloto de MINI (marca con la que ganó su segundo Dakar el año pasado) afirmó que "la diferencia pasa por cómo se prepara cada piloto para afrontar la competencia".
De hecho, el qatarí se abocó este año a preparase para afrontar la altura de Bolivia, que tan a maltraer lo tuvo en enero pasado cuando llegó por primera vez a ese país, al que un año antes habían llegado sólo las motos por primera vez.
"Me preparé muy bien para la altura. En un centro especial en Qatar, donde durante dos semanas estuve en una cámara que simula una altitud de 4.500 metros. Igual uno nunca sabe los resultados hasta que está en el lugar", explicó Al Attiyah con una sonrisa pícara.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico