Al dueño de la casa vecina a la que robó le pidió que le cortara el pelo

Los policías lograron detener a sus dos cómplices mientras que él logró esconderse en una vivienda aledaña donde se encontraba su dueño. El delincuente "se bañó y me pidió que le corte el pelo con la maquinita. Cuando entró la policía le estaba cortando el pelo en el baño", relató el propietario de la casa.

Un joven con pedido de captura fue detenido luego de asaltar a mano armada junto a dos cómplices, también apresados, a un matrimonio en su casa del partido bonaerense de Vicente López y, en su intento de fuga, ocultarse durante dos horas en una vivienda vecina donde se bañó y pidió que le cortaran el pelo para evitar ser reconocido por la policía.
Fuentes policiales informaron a Télam que todo comenzó el sábado por la tarde, alrededor de las 19, en la calle Santa Rosa al 1900, en la localidad de Florida, en dicho partido de la zona norte del Gran Buenos Aires, donde tres jóvenes asaltaron a punta de pistola a un hombre de 62 años y su mujer de la misma edad que se disponían a ingresar a pie a su domicilio.
Según los voceros, en esa "entradera", los delincuentes obligaron a la pareja a ingresar a su casa donde los despojaron de tres teléfonos celulares, una notebook y una suma no precisada de dinero en efectivo.
Esa maniobra fue advertida por un vecino del barrio que llamó al 911, por lo que personal de la Comisaría Segunda de Vicente López, ubicada a unas 16 cuadras de la casa asaltada, se trasladó hasta el lugar, dijeron los informantes.
Al arribar, los policías sorprendieron a dos de los sospechosos cuando intentaban escapar, uno de ellos por los techos de la vivienda, y los detuvieron en el momento, dijeron los informantes.
Sin embargo, el tercer cómplice logró esconderse en una casa vecina donde se encontraba su dueño, un hombre de 41 años y de nombre José.
"(El delincuente) entró por el fondo, que estaba abierto, mientras yo estaba mirando televisión", contó la propia víctima a la prensa.
Según José, el asaltante "entró por la puerta del fondo" y le dijo que se estaba "escapando", por lo que le pidió que lo "aguante una o dos horas" hasta que lo fueran a buscar.
"Tenía una pistola en la mano y me pidió que lo escondiera, o sea no me entró a robar, no me pidió plata y para que me quede tranquilo sacó el cargador a la pistola y la bala que había en la recámara", recordó el hombre.
Luego, siempre de acuerdo al relato de José, el asaltante "se bañó" y le pidió "que le corte el pelo con la maquinita" para evitar ser reconocido por la policía.
"Cuando entró la policía le estaba cortando el pelo en el baño", indicó el hombre y agregó que el delincuente "era un pibe bien" y no se resistió a que lo detuvieran.
Para José, cuando irrumpieron los efectivos en su casa "fue el peor momento" de tensión ya que "mientras duró todo, unas dos horas y pico", él estuvo "tranquilo", al igual que el asaltante.
A pesar de ello, la víctima contó que una vez apresado el delincuente, él sufrió una descompensación producto de los "nervios" vividos, por lo que debió ser asistido por personal médico que llegó en una ambulancia.
Por último, el hombre agradeció el accionar de los vecinos y sus compañeros de trabajo que advirtieron que algo sospechosos ocurría en su casa y avisaron a la policía que buscaba al tercer delincuente.
En tanto, las fuentes policiales precisaron a Télam que en poder de los tres detenidos, de 18, 19 y 21 años, se secuestraron dos pistolas calibre 9 milímetros y un aparato de comunicación que captaba la frecuencia radial de la policía.
Los mismo voceros señalaron que el apresado de 19 años fue quien se escondió en la casa vecina y que el mismo contaba con un pedido de captura por un "robo calificado" en la jurisdicción de San Isidro.
Los tres detenidos y todo lo secuestrado quedó a disposición del fiscal Martín Gómez, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada en Vicente López Este, quien los indagará en las próximas horas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico