Al menos dos meses demandará el saneamiento del derrame que se produjo en Cerro Dragón

Así lo confirmó el subsecretario provincial de Ambiente, Ricardo Murcia, al ser consultado por El Patagónico. "Es grande el área, es un río de petróleo finito con un pelo de seis a ocho milímetros y son 1.500 metros", dijo. También adelantó que una vez que finalice el trabajo de remediación se decidirá qué tipo de multa le corresponderá a Pan American Energy.

Luego de que el jueves trascendiera un derrame de petróleo que se produjo en el yacimiento de Cerro Dragón, operado por Pan American Energy (PAE), ayer se confirmó que las tareas de saneamiento de los 20.000 mil metros de superficie afectados demandarán por lo menos dos meses de trabajo, tanto mecánico como manual.
Así lo confirmó el subsecretario provincial de Ambiente, Ricardo Murcia, al ser consultado por El Patagónico sobre el derrame que se produjo en la Batería CG 8 por la rotura de un oleoducto.
"Es grande el área, es un río de petróleo finito con un pelo de seis a ocho milímetros y son 1.500 metros. Aparte de esta área, se entra con camiones donde se levanta la tierra empetrolada y a otra parte se lo hace manualmente porque hay flora y se tiene que trabajar con solventes y palas. Entonces va a llevar menos de 60 días para que quede en condiciones y demos el visto bueno”, explicó.
Según explicó Murcia, el jueves la operadora levantó el petróleo derramado y luego comenzó a realizar el trabajo de saneamiento. "Nos tienen que ir informando paulatinamente lo que están haciendo y nosotros, constatar que las empresas que van a hacer el trabajo estén debidamente autorizadas e inscriptas en el Ministerio de Ambiente. También les vamos a ir solicitando las inspecciones comprobando que los trabajos se estén realizando", detalló.
El funcionario adelantó que recién una vez que se termine el saneamiento se continuará con el expediente del derrame y se evaluará una posible sanción a la compañía. Según explicó, dependiendo de las causas que ocasionaron el incidente se podría ejecutar una sanción pecuniaria y obligar a la adopción de determinadas normas que eviten que se vuelva a repetir una situación de esta índole. "Por ejemplo, por el caso del tanque YPF que tuvo una sanción pecuniaria, pero también debió aplicar determinadas normas en las cuales se establece cómo están las instalaciones de la compañía para que esto no vuelva a suceder".
"Pero recién cuando termine el expediente haremos el análisis; una vez terminado el diagnóstico ambiental veremos cómo se revuelve esto”, explicó.


Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico